La Organización Mundial de la Salud (OMS), el día de hoy, lanzó nuevas recomendaciones sobre el uso de cubrebocas durante la pandemia de COVID-19, que entre otras cosas desaconsejan el uso de aquellas que tienen válvulas.

Se hace énfasis en que que el usuario de ese tipo de cubrebocas podría exhalar aire no lo suficientemente filtrado.

La OMS sigue recomendando a todo el personal sanitario el uso de mascarillas médicas o quirúrgicas en zonas con menor riesgo de contagio aéreo (por aerosoles) y las de mayor protección (N95, FFP2, FFP3) en zonas de mayor riesgo, por ejemplo áreas de atención a pacientes con COVID-19.

En estos cubrebocas, insiste la OMS, no son recomendables las válvulas, ya que anulan la filtración y por ello “son inservibles para el control”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí