En propuesta, Salvador Caro, diputado de Movimiento Ciudadano, perfila imponer tres años de prisión a las personas que realicen o promuevan las llamadas terapias “de conversión”, sobre el cambio de orientación sexual. 

Argumentando que es relevante y podría derivar en beneficios sociales, la Comisión de Puntos Constitucionales de la Asamblea, presidida por la panista Claudia Murguía avaló reformar el Código Penal del Estado respecto a tratamientos para modificar preferencias sexuales, quedando pendiente el aval del Pleno. 

La reforma avalada en Comisión plantea imponer de uno a tres años de cárcel y la inhabilitación de los profesionales de la salud, así como a la persona física o moral que imparta, promueva, emplee, aplique, obligue o financie cualquier método, tratamiento, terapia, práctica no quirúrgica o servicio, con el objeto de modificar, reorientar, menoscabar, restringir o anular la orientación o identidad sexual de una persona.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí