ZARAGOZA, S. L. P. – En la más reciente revisión que realizó la Auditoría Superior del Estado (ASE) a la cuenta pública del municipio de Zaragoza, se detectaron pagos muy por encima de lo que establecen los estatutos, a empleados de esa administración municipal, la cual, todo parece indicar, ha despilfarrado los recursos públicos en pagos a personal, son millones de pesos los aplicados por este concepto. 

Lo más preocupantes o significativo es que fueron pagos realizados a “nomina eventual”, es decir, no se trata de pagos a personal de base, sino a supuestos trabajadores que recibieron la nada despreciable suma de más de 12 millones de pesos, una cantidad bastante onerosa, más si se toma en cuenta que se trata de un municipio con pocos recursos como para darse ese lujo. 

Una nómina eventual de más de 12 millones de pesos no es algo como para tomarlo a la ligera, además se debe tomar en consideración que aparte se debe contar con la nómina de los trabajadores de base, es decir, los empleados que son el soporte institucional de la administración pública local, los que realizan labores de mantenimiento en los servicios municipales. 

Además, la ASE concluyó que la alcaldesa, Paloma Bravo García, causó daño a la hacienda pública, por más de medio millón, al incurrir en actos de nepotismo. Son varias las observaciones que el ente fiscalizador hace a la actual administración municipal y, en caso de no solventar las mismas, la presidenta tendrá serios problemas con la justicia, como se informó en su oportunidad. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí