COVID-19

¿Qué es el coronavirus? Los coronavirus son una familia de virus que causan enfermedades (desde el resfriado común hasta enfermedades respiratorias más graves) y circulan entre humanos y animales. En este caso, se trata del SARS-COV2. Apareció en China en diciembre pasado y provoca una enfermedad llamada COVID-19, que se extendió por el mundo y fue declarada pandemia global por la Organización Mundial de la Salud.

¿Cuándo debo acudir a recibir atención médica? Una persona debe sospechar de COVID-19 cuando presenta al menos dos de los siguientes síntomas: Tos / Estornudos, Fiebre, Dolor de cabeza

Y que se acompaña de alguno de los siguientes: Dificultad para respirar (casos más graves), Dolor de garganta, Escurrimiento nasal, Ojos rojos, Dolores en músculos o articulaciones

Si perteneces a alguno de los grupos de mayor riesgo para complicarse, como las personas de 60 años y más, personas que viven con enfermedades como hipertensión o diabetes, las mujeres embarazadas, menores de cinco años y personas que viven con cáncer o VIH, DEBES ACUDIR A RECIBIR ATENCIÓN MÉDICA.

¿Cómo se transmite? Los coronavirus humanos se transmiten de una persona infectada a otras: A través de las gotículas que expulsa un enfermo al toser y estornudar, Al tocar o estrechar la mano de una persona enferma, Un objeto o superficie contaminada con el virus y luego llevarse las manos sucias a boca, nariz u ojos. Evita saludar de mano, beso o abrazo, evita automedicarte, evita escupir, evita tocarte la cara con las manos sucias.

En la mayor parte de los casos, la enfermedad no es grave y el cuerpo la controla en alrededor de dos semanas. Si presentas síntomas compatibles con COVID-19 y tienes dificultad para respirar o perteneces a uno de los grupos de riesgo; entonces cúbrete boca y nariz con un tapabocas, una bufanda o un pañuelo y acude de inmediato al médico o a la clínica más cercana.

Si no presentas síntomas, quédate en casa. Y recuerda: no debes automedicarte.

Cuidados para el enfermo

Si tienes síntomas compatibles con coronavirus y no tienes dificultad para respirar o perteneces a uno de los grupos de riesgo, no vayas al doctor. Solo quédate en casa y haz lo siguiente: No te automediques. No saludes de mano, beso o abrazo y mantén tu sana distancia respecto a quienes conviven contigo. Lávate las manos frecuentemente con agua y jabón, al menos 20 segundos, o desinféctalas con gel.

Aliméntate sanamente, con verduras y frutas y toma al menos ocho vasos de agua simple.

Laven vasos y cubiertos con agua, jabón y cloro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí