La atribulada madre de la recién nacida Janneth N., durante el sepelio de la pequeña, lloraba y lanzaba una pregunta al viento; “Mi niña iba bien!!!, ellos le hicieron algo!!! ¿Qué le hicieron?!!!”, una pregunta que no tuvo respuesta, la delegación del IMSS ya había enviado, horas antes un comunicado, donde se deslinda del fallecimiento, donde argumenta que la pequeña fue llevada sin vida.

Fue por la mañana cuando inició el cortejo fúnebre que se encaminó al cementerio de Ojo Caliente donde fueron depositados, finalmente, los restos de la pequeña, de cuyo fallecimiento no ha quedado del todo claro, pues, por una parte la familia dio una versión de lo sucedido, la cual ha sido difundida ampliamente y es la que la gente cree firmemente.

Las autoridades del IMSS dieron una versión muy diferente, la cual no despeja ninguna duda, pues es bastante raro que hayan enviado un comunicado al tercer día de ocurrido el deceso, en su momento permanecieron en silencio, luego en un comunicado además de deslindarse del fallecimiento envían condolencias a la familia.

Las muestras de apoyo solidario para con la familia fue patentizada por prácticamente todos los habitantes de Ojo caliente, localidad donde la familia de la pequeña tiene su domicilio, en Loma Bonita. El acompañamiento, madres, padres de familia y niños, como uno solo fueron detrás del vehículo donde era transportado el blanco féretro que guardaba los restos de la pequeña Janneth.

Vestidos de blanco la mayoría de quienes acompañaron a su última morada, llevaban globos del mismo color, los que soltaron cuando comenzaban a caer las paletadas de tierra sobre las lápidas que resguardarán los restos de esa recién nacido que tenía toda una vida por delante, su adiós a la vida fue muy anticipado y en circunstancias nada claras aún.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí