Con tal de asegurar su continuidad en la administración, el Delegado, pretende que el personal opere sin dejar sus puestos, favoreciendo a Xavier Nava, lo cual, ha causado molestias.

El Delegado de Pozos, ha iniciado una “cacería de brujas”, hostigando al personal y despidiendo de sus trabajos a quienes se nieguen a colaborar en la campaña de su patrón Xavier Nava Palacios, quien busca la reelección por el partido MORENA, por lo cual en los últimos días se ha generado un serio descontento en la mayoría de los empleados delegacionales.

Como una de las peores gestiones que se recuerdan en Villa de Pozos, es calificada la administración de Tomás Olivares, quien lejos de cumplir con sus funciones, se la ha pasado alejado de la demarcación y desde hace unos meses enfocado en la política que le permita garantizar su continuidad en el poder, donde devenga un jugoso salario prácticamente por no hacer nada.

Son múltiples las quejas que existen por los despidos que esta llevando a cabo Tomas Olivares, poniendo de patitas en la calle a los trabajadores que se niegan a participar en la campaña morenista de Xavier Nava. Primero los hostiga y quienes no acceden a sus pretensiones de pequeño dictador, son echados de la administración delegacional.

Periódico Región Centro cuenta con varias versiones de los afectados que, están plenamente identificados, pero cuyos generales se reservan para evitar represalias mayores de Tomás Olivares; aseguraron que cuentan los días para que el proyecto de perpetuarse en el poder del citado personaje se termine de caer y el Delegado se largue de la demarcación de una vez por todas.

Todos coinciden en que el Delegado se ha vuelto loco por el poder, pues no le importa nada más que seguir pegado al presupuesto de la capital, por lo que opera con todos los medios a su alcance para ayudar a Xavier Nava en su reelección.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí