La flotilla de aeronaves es otra herencia maldita del anterior gobierno pues se encuentra en estado deplorable, principalmente por la falta de mantenimiento, situación que estuvo a punto de ocasionar un accidente al incendiarse el motor de uno de los helicópteros durante una gira gubernamental, que obligó al piloto a aterrizar de emergencia en el municipio de Tamuín.

Así lo manifestó el Gobernador Ricardo Gallardo Cardona y agregó que lo más grave es que se pagaba por un mantenimiento que no se realizaba, por lo que la mayoría de las aeronaves están sin uso, pues se requiere de una inversión de al menos 10 millones de pesos para ponerlas nuevamente en operación de manera segura.

Agregó que, desde los primeros días de la nueva administración, el helicóptero en el que se desplazaba registró una falla por lo que descendió de inmediato, posteriormente se corroboró en las bitácoras que el oneroso mantenimiento registrado no correspondía con las condiciones mecánicas de las aeronaves.

En lo que respecta al avión oficial, el joven Mandatario dijo que no se ha movido y se mantiene parado porque se requiere cambiarle dos turbinas, cada una con un costo de 5 millones de pesos y además de que se manejó información falsa sobre su estado, pues se les dijo que le quedaba 300 horas de vuelo, pero en su primer chequeo sólo fue volado dos o tres veces por el problema de los motores.

“La aeronave tiene un valor de 80 millones de pesos y no se puede dejar perder, por lo que se le tendrá que cambiar las dos turbinas por otras usadas, ya que en estos momentos no se tienen los recursos para adquirirlas nuevas”.

Finalmente, el Gobernador dijo que los helicópteros azules son utilizados por la policía porque es prioridad la seguridad, mientras que la aeronave más grande se acondicionará como ambulancia y se enviará a la Huasteca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí