Cansados del entreguismo de los sindicatos afiliados a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), a la parte patronal, trabajadores, obreros de empresas instaladas en la zona industrial, por fin salen a denunciar de manera pública estos atropellos a sus derecho laborales, los cuales rara vez son respetados, porque sus dirigentes simplemente están al servicio de los intereses de las empresas.

Han sido obreros de diversas empresas de la Zona Industrial quien denunciaron públicamente las irregularidades y abusos que se están cometiendo en su contra sus propios dirigentes sindicales, que, cuando rescinden el contrato a algún trabajador, sirven como “testigos de calidad” que todo se hace en orden, cuando la verdad es que se le intimida bajo el amenaza de “boletinarlo” para que ninguna empresa, con sindicato cetemista, lo contrate.

Casos hay muchos, y muy ilustrativos, uno de ellos es Valeo, donde luego de bastantes años de trabajo, simplemente se da de baja a los obreros, como indemnización les dan ridículas sumas y tiene la opción de aceptar o no aceptar, si no aceptan, con un poco de suerte les dan lo que por ley les corresponde, de lo contrario puede demandar en la Junta de Conciliación, pero en automático lo boletinan.

Para nadie es un secreto; se boletina a los trabajadores que exigen sus derecho, todo esto ante el beneplácito de los dirigente parásitos de la CTM, gente que se ha enriquecido con la explotación de los obreros, además de quedarse con las cuotas sindicales se ponen al servicio de los empresarios, para luego presumir que hay paz social, porque los obreros están contentos con sus “conquistas laborales”.

Los obreros están a disgusto por las condiciones laborales en los mantiene la CTM los mantiene, la central obrera que debería defenderlos, es decir, esa central obrera se alió con los dueños de las empresas para expoliar sal obrero.
Dice la clase obrera que hay muchas evidencias del sucio maridaje existente entre las empresas y Emilio de Jesús Ramírez, dirigente vitalicio de la CTM pues, por ejemplo, hace muchos años que no se les concede un solo beneficio adicional a pesar de que trabajan incansablemente y en condiciones que ya no les favorecen tanto pues se han venido perdiendo las libertades y apoyos que antes les concedían como beneficio agregado a su labor.

Señalan que, en casos como el ocurrido hace algunos días en Zoppas Industries, donde perdió la vida un obrero luego de haber sufrido un accidente en su espacio de trabajo, la CTM abandonó por completo a la familia y a los compañeros, quienes se sumaron al reclamo para que se entregara lo que correspondía de indemnización luego de que la empresa negara los hechos. Refieren que este tipo de accidentes son comunes y, de un tiempo para acá, las empresas se comportan cada vez más negligentes ante la omisión o la aparente complicidad del sindicato que debería defenderlos.

Cabe recordar que hace algunas semanas, trabajadores de Dräxlmaier también se manifestaron para impedir que se concretara la renovación del contrato colectivo con la CTM, organización a la que, justamente, acusaron de estar coludida con la empresa y de negarse a defender sus intereses a pesar de las crecientes necesidades.

Ante esta situación, demandaron la intervención de las autoridades correspondientes para que atiendan de forma inmediata este tipo de irregularidades y abusos que se han comenzado a agravar en perjuicio de los trabajadores de la Zona Industrial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí