La violencia escaló en el conflicto de Zaragoza, luego que el pasado 14 de septiembre en la madrugada Policías Estatales intentaron desalojar sin éxito la presidencia municipal la cual se encuentra tomada por habitantes inconformes en contra de la alcaldesa Paloma Bravo García.

Para intentar recuperar la alcaldía de Zaragoza y poder celebrar las fiestas patrias, Paloma Bravo envió un pelotón para amedrentar a los manifestantes. A las 5 horas, Policías Estatales, a la orden de Arturo Landeros, provocaron pánico.

Con balazos al aire, golpes y jalones, los oficiales agredieron a las personas que mantienen retenido el recinto municipal desde hace días, sin embargo no lograron desalojarlos ya que fueron repelidos por los hombres quienes se defendieron con palos, piedras y hasta huevazos.

Los policías encapuchados, con pistolas, macana y escudo, con uniformes de la Policía Estatal y Fuerza Metropolitana Estatal, fueron rebasados en número por los manifestantes quienes tuvieron que retirarse al no poder sacarlos, pese a los balazos al aire que tiraron.

Este hecho, agrava más la problemática que existe entre las autoridades municipales y los manifestantes de Zaragoza. Los inconformes aseguran que el orgullo de Paloma Bravo le impide atender las demandas de la ciudadanía.

De acuerdo a fuentes de la alcaldía de ese municipio, cinco agentes resultaron lesionados, uno con fractura de muñeca. Por parte de los manifestantes el reporte es de cinco descalabrados.

Al respecto, el Secretario General de Gobierno Alejandro Leal Tovías, informó que el origen del problema es un pleito entre algunos regidores y la presidenta municipal.

“Entonces se da el mandamiento judicial y se le pide a la Secretaría de Seguridad Pública, que vaya y dé cumplimiento a este mandamiento judicial”.

Sobre los disparos, Leal Tovías dijo que por nervios un elemento estatal accionó su arma.

“Extrañamente un elemento de la Secretaría de Seguridad saca un arma y comienza a disparar al aire, yo creo que se puso nervioso o algo así, sin embargo ante el impedimento de dar cumplimiento al mandamiento judicial tuvo que retirarse la Secretaría de Seguridad”.

Señaló que los policías acudieron esta madrugada a  cumplir la orden de restitución, no a desalojar, acompañados con personal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), sin embargo, no lograron cumplimentar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí