Alfonso Sosa puede estar muy tranquilo. Saber que estaba haciendo lo correcto con el material humano que tenía a su alcance. Con él, difícilmente el Atlético San Luis iba a ser goleado, hoy el equipo es un desastre.

El técnico que fue injustamente despedido, tiene en el tiempo su mejor aliado porque le está dando la razón. Su esquema defensivo le permitió al equipo potosino primero competir y luego obtener buenos resultados ante equipos que eran mucho más poderosos tanto en la plantilla como en el presupuesto. Recibió sólo 8 goles en 7 partidos, que le permitieron dejar al equipo en el séptimo lugar de la Tabla Porcentual.

Hoy el Atlético San Luis con Gustavo Matosas es un desastre defensivo. Un equipo como Toluca, una de las peores delanteras del torneo junto con Veracruz, se vio poderoso ante la fragilidad defensiva de la escuadra potosina.

Antes el equipo batallaba para generar futbol ofensivo, pero se defendía bien, hoy ni eso. El Atlético San Luis no genera futbol ofensivo y se defiende peor; la derrota de 3 goles a 1 es la prueba.

Con Alfonso Sosa era impensable que recibiera 6 goles en dos encuentros, con Matosas ha sucedido.

El Atleti de San Luis no se defiende bien bajo ninguna circunstancia, ni a balón parado y menos cuando lo atacan al contragolpe. El primer gol fue en un remate de cabeza de Jonathan Maidana en un tiro de esquina. En el segundo gol Alexis Canelo recorrió medio campo, se quitó con mucha facilidad a la defensa y al portero para mandar el balón a las redes. El tercero en un contragolpe y con la complacencia de la defensa, el Pipe Felipe Pardo afuera del área puso el esférico inalcanzable para el guardameta Felipe Rodríguez. Ya con el partido definido, Nicolás Ibáñez de cabeza anotó para el San Luis y dejo el marcador final de 3 goles a 1.

El Atlético San Luis naufraga entre la medianía del torneo. Y pudo haber estado en zona de calificación, pero por la forma de juego parece cada vez más difícil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí