VILLA DE REYES, S. L. P. – Fueron encontradas en una localidad de Villa de Reyes, ocho cabezas de ganado, de un número mayor, el cual fue robado en la comunidad de Tierra Blanca, en la capital potosina. El aseguramiento sucedió hace ya varios días, pero apenas hasta ayer las autoridades se dignaron a dar a conocer los mismos, a través de un comunicado oficial.

Agentes municipales informaron que a sus oficinas se presentó una persona de 64 años quien manifestó haber sufrido un robo de ganado bovino y que había ubicado varios de sus animales cerca de la carretera 37, León-San Luis, tramo San Felipe-Cerro Gordo.

Al tener conocimiento de lo ocurrido, los elementos comisionados en el municipio antes mencionado en coordinación con personal de la Policía Municipal se trasladaron al sitio referido, indicando que previamente se entrevistaron con el denunciante quien manifestó que hace varios días sufrió el robo de alrededor de 23 cabezas de ganado bovino de diferentes razas, tamaños y colores.

La persona comentó que circulaba sobre la carretera a Villa de Reyes por la comunidad de Laguna de San Vicente cuando observó que cerca de la carretera, entre el monte había varios vacunos que identificaba como parte de los que le fueron sustraídos y que los mismos eran arreados por dos personas que montaban a caballo, por lo que decidió dirigirse al municipio y solicitar apoyo de las autoridades.

Por tal razón los agentes investigadores en coordinación con los elementos municipales y acompañados por el afectado se trasladaron al lugar señalado.

Al llegar al sitio indicado, en un predio cercano a un corral tuvieron a la vista 7 vacunos de diferentes razas y colores que el denunciante identificó plenamente como de su propiedad, ya que incluso aún portaban los aretes registrados a su nombre, por lo que se procedió a su aseguramiento.

Asimismo, cerca también de los corrales observaron un caballo de color negro con una silla de montar, el cual el mismo afectado identificó como el que montaba uno de los sujetos que arreaba el ganado cuando él los observó antes de dar aviso a las autoridades.

Por tal razón los elementos investigadores procedieron al aseguramiento del equino y cuando lo hacían se aproximó al lugar una persona quien indicó que el caballo era propiedad de su hijo quien minutos antes se había ido caminando rumbo al monte.

Sin embargo, al solicitarle que acreditara la propiedad del animal el sujeto no pudo demostrar que el mismo hubiera sido adquirido de forma legal; al preguntarle sobre los vacunos antes mencionados señaló que no tenía conocimiento de quien fuera el propietario a pesar de que fueron encontrados en el exterior del corral de su propiedad. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí