Por. María Luisa Paulín

Para vergüenzas no gana uno con la Auditoría Superior de la Federación. Entrado en el cuarto año de su mandato, el gobernador, Juan Manuel Carreras, metido de lleno en el juego de su sucesor, parece que olvidó un asunto clave: El manejo de los dineros. Todo indica que los que lo tienen que cuidar no lo hicieron, porque la ASF les hizo estallar una bomba en las manos.

Con urgencia, el viernes 1 de noviembre por la tarde, exactamente a las 17:00 horas, fueron convocados los medios de comunicación a una rueda de prensa con el secretario de Finanzas, Daniel Pedroza Gaitán, y el contralor, Gabriel Rosillo Iglesias.

La urgencia era de tres mil 47 millones de pesos de recursos de libre disposición que la administración estatal no informó con detalle contable en el reporte de la cuenta pública, correspondiente al ejercicio fiscal 2018, según la ASF.

En la conferencia de prensa, el contralor Gabriel Rosillo quiso cubrir su ineptitud asegurando que el informe entregado por la ASF a la Cámara de Diputados, correspondiente a la cuenta pública 2018, se remite tan solo a una “solicitud de aclaración».
Desde hace tiempo se sabe que si el gobernador tiene funcionarios ineptos, flojos, viajeros y valemadristas, entre ellos está el contralor Rosillo y el nivel de las observaciones que hace la ASF solo confirman lo que todo mundo dice de su desempeño.

Aclarar el uso de tres mil 47 millones de pesos de libre disposición no es “enchílame otra” porque, para empezar, tiene que haber un equipo multidisciplinario que dé seguimiento puntual al ejercicio del gasto.

Debe existir por lo menos una comisión de gasto-financiamiento y es importante decir que, para que se autorice un gasto en Gobierno del Estado, se tiene que pasar por diversas instancias que además de la Contraloría y Finanzas, incluye la Oficialía Mayor.

Ada Andrade, la jefa de la Oficialía Mayor de Gobierno, ha perdido el tiempo en guerritas bobas contra la lideresa del sindicato mayoritario, Bernardina Lara. La mujer cuida los centavos y ha descuidado la aplicación de los pesos.

Siendo muy honestos, esta es la última llamada al gobernador para que ponga orden en su administración. Algunos de sus colaboradores aseguran que cuando un asunto de corrupción o ineficiencia salta a la luz, su posición siempre se remite a ratificar al funcionario para que enfrente el desgaste mientras se mueren mediáticamente los asuntos, pero no considera que los manejos irregulares no se arreglan en los medios de comunicación.

El titular de SEDUVOP, Leopoldo Stevens Amaro, lleva cuatro años haciendo pifias administrativas, el ingeniero es severamente reprendido y hasta amenazado con ser enviado a prisión pero ahí sigue, muy campante, con su compañera sentimental como la mandamás de la dependencia sin que nadie pueda hacer nada.

En la JEC, también se han hecho manejos discrecionales; dicen que por eso Porfirio Flores fingió enfermarse para poder retirarse, aunque la verdad se fue porque no aguantó la presión de tener que entregar la obra de los nuevos brazos del distribuidor Benito Juárez a la familia Torres Corzo. En su momento se supo que se las tenía que asignar porque de ahí tomarían dinero para la campaña presidencial de José Antonio Meade (según la versión de Carlitos Torres Rodríguez). Hoy, Marco Enrique Gonzalez Vega ocupa el cargo pero igual hacen los procesos desaseados.

Seguro Popular deberá comprobar 68.86 mdp. Ahí, Leticia Pineda Vargas ha permanecido en el cargo nada más porque el gobernador la quiere mucho, pero las quejas desde hace por lo menos cinco años, son bastantes.

La huasteca ha hecho las cosas con gran desparpajo, ahora tendrá que aplicarse para saber dónde quedó ese recurso; algunos dicen que en las campañas de julio del año pasado.

También hay que aclarar recursos del Fondo de Infraestructura Social para las Entidades Federativas (FISE) por 63.37 mdp, lo que confirma una vez mas que el hombre que cobra como secretario de Desarrollo Social, Alberto Elías Sánchez, sirve para dos nadas aunque, en honor a la verdad, hay que decir que, en su mal desempeño, tienen que ver también, otros factores.

En las observaciones que por 14.8 mdp que se hicieron a la obra del Hospital Central, algunos se quedaron “como perros de carnicería” porque no pudieron crucificar a la titular de los Servicios de Salud, Monica Liliana Rangel, que con todo y su amable apariencia, es una mujer de carácter firme, de capacidad y honestidad probada.

En el caso de PROSPERA, la verdad es que aclarar 189 millones pesos es una ganga considerando el manejo que hizo de esos dineros Hiram Ventura. En su momento amparado en supuestas instrucciones del gobernador para dar manejo político-electoral a los programas en 2018.

Tanto Hiram como sus promotores corrompieron hasta la médula esa dependencia, hay datos escalofriantes de la cantidad de personas que incorporó a los programas (en el periodo electoral) que ni se enteraron de que eran beneficiarios.

Pero si hay algún responsable de la falta de probidad en el manejo de los recursos ese es el contralor, Gabriel Rosillo, por eso, alguien, que no puedo decir quien es, opinó el viernes 1 de noviembre que había que darle su “calaverita” y exponerlo en el altar oficial, lo cual no está mal porque debe responder por su desempeño. Lo malo es que entre las patas se llevaron al secretario de Finanzas, Daniel Pedroza, a quien en realidad no le toca responsabilidad por esta cuenta.

El gobernador Carreras tiene un reto importante: atender las observaciones por mas de tres mil millones de pesos y le faltan las cuentas de 2019, 2020 y 2021, así que, o se faja o se arriesga a pagar consecuencias en tiempos de la 4T en la que, pese a sus buenas relaciones, no tiene la capacidad de maniobra de la que gozó en la primera mitad de su administración.

Suerte con su contralor señor gobernador. Como decía mi abuelita: para vergüenzas no gana uno.

P.D.1.- Que Oscar Valle Portilla, el jefe de la oficina de Desarrollo Social Municipal, anda muy contento en su precampaña a la Presidencia Municipal; tanto que ya hasta le rentó su ex casa al primo, Rodri Portilla, tesorero de la administración de Xavier Nava. Ahí han instalado un call center para trabajar todo lo correspondiente al otorgamiento de programas sociales previo condicionamiento a formar parte de su proyecto. El que es tranza es tranza, aunque vistan cuellos blancos y mancuernillas DG. ¡Ladrones!

P.D.2.- El ego del alcalde de San Luis Potosí nos sale muy caro. Según la investigación que realizó el CEEPAC con motivo de su promoción personal, apoyado en su primer informe de labores, arroja, según expediente, que se gastó 580 mil pesos que los potosinos le pagamos a Multipolar Globalización por 10 minutos de felicidad y por si fuera poco, 12 mil pesos en pasajes. No pos sí nos cuesta el Xavi Nava.

P.D.3.- En el Altiplano potosino el tema de la presa La Marona va a traer entretenidos por un buen rato a los funcionarios del sector de las aguas. Ven la tempestad y no se hincan.

P.D.4.- El alcalde de Santa María del Rio tiene mucho que explicar luego del escándalo que implicó la privación ilegal de la libertad de una policía a la que extorsionaron. Israel Reyna Rosas debe decir de dónde salieron 500 mil pesos que tenía en efectivo en su despacho y cual fue su destino; debe explicar también, quién es el tal Ivan, supuesto beneficiario de 300 mil pesos que tenía en un sobre, según las investigaciones ministeriales. Acaso ¿Su escritorio es la caja del Ayuntamiento?, ¿Cómo es que tiene medio millón de pesos en sus cajones sin medidas de seguridad?

P.D.5.- Cegado por el amor de ocasión en la función (salió verso sin esfuerzo), el director de obras del Ayuntamiento, Marco Antonio Uribe, por sus pistolillas eligió a 15 empresas a las que asignará obras financiadas con el programa “Del Piso al techo, es tu derecho”, violentando con ello la ley de obras en un acto que empresarios del ramo de la construcción califican como “un robo a ojos vistos” o como dicen en mi tierra: “qué chingón lo hizo su mama”.

P.D.6.- El próximo fin de semana instalarán, en el Altiplano, los comités municipales del partido verde. La actividad forma parte de un esfuerzo de construcción de infraestructura, obvio, de cara a las elecciones del 2021 que encabeza en San Luis Potosí el diputado, Emanuel Ramos. Dicen que en México están muy contentos con su desempeño.

Hasta la próxima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí