Tras hacerse viral la conversación de whats app que Laura Karen Espíndola había tenido con su madre en la que aseguraba que corría peligro por subirse a un taxi y que después se diera a conocer que no había sido secuestrada y que se encontraba en un bar, las redes sociales estallaron y se llenaron de memes.

Karen no sólo había alarmado a sus familiares también se había iniciado una búsqueda de las autoridades por encontrarla en medio de creciente ola de violencia en contra de las mujeres. Fue su hermano de nombre Daniel quien en Facebook inició la búsqueda que rápidamente se viralizó. Afortunadamente Karen llegó a su casa y con el transcurso de las horas se conoció más a detalle que había pasado con ella.

Fue así que se dio a conocer un video en el que descubrieron que Laura Karen no había sido secuestrada, sino que estuvo de fiesta en un bar a menos de un kilómetro de su casa. También como ella lo reconoció se le hizo fácil apagar el celular por lo que estuvo incomunicada varias horas.

Tras la difusión del video y por la magnitud mediática que había alcanzado el caso los internautas lograron posicionar los hashtags #KarenMentirosa y #KarenTriponaMentirosa.

Los cuestionamientos giraban en torno al engaño y también empezaron a criticar su aspecto, ya que se veía distinta a sus fotografías.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí