No des maíz a puerco cuino, que todo se le va en comer, ni hagas favores a un rico, que nunca lo va agradecer

Dicho popular

Xavier Nava Palacios es quizás el político potosino con mayor proyección política a nivel nacional, muy por encima del gris gobernador Juan Manuel Carreras López y el codicioso diputado federal ex perredista (ahora del partido verde) Ricardo Gallardo Cardona o incluso, el delegado especial de Andrés Manuel López Obrador en la entidad Gabino Morales. Las relaciones políticas y familiares le han favorecido el acceso a círculos sociales y allanado obstáculos que lo colocan como un serio aspirante a la gubernatura del estado en 2021.

Nava solo tiene un problema, no tiene partido político que lo respalde de manera incondicional pues, el partido acción nacional que lo postuló hace más de un año para contender por la alcaldía de la capital se vio forzado por una serie de circunstancias, la más importante, la precariedad de los aspirantes y el temor que les infundía el alcalde Ricardo Gallardo Juárez quien buscaba la relección.

Xavier Nava levantó la mano y a pesar de que al principio de la contienda se antojaba una empresa imposible, logró derrotar de manera humillante al imponente grupo gallardista que se derrumbó en medio de pugnas internas y acusaciones de traición en los días previos a la elección.

Xavier Nava Palacios

El boleto para aspirar a la primera magistratura del estado que el entonces alcalde Gallardo Juárez acariciaba, le fue arrebatado de las manos por el joven descendiente de la estirpe del líder civilista Salvador Nava Martínez de quien siempre ha pugnado por asirse de la tradición y prestigio. Le falta mucho al muchacho para acercarse a los talones de su abuelo.

Salvador Nava Martínez, alcalde de la ciudad de San Luis Potosí en dos ocasiones, la primera al finalizar la década de los cincuentas y posteriormente en los años ochentas, nunca cesó en su voluntad de llegar a ostentar el cargo de gobernador, el sistema se lo impidió por razones discutibles. Sólo se lo permitiría bajo el nombre de su yerno Horacio Sánchez Unzueta, ese periodo de transición coincide con el fallecimiento de Salvador Nava Martínez quien agonizaba cuando recibió la visita del mismísimo presidente de la república Carlos Salinas de Gortari. Posiblemente la historia no sea como los especuladores de la política suponen, pero en mucho influyó el gesto presidencial para favorecer la carrera política del funesto personaje. Sánchez Unzueta llegó al poder, arropado por el PRI, pero con la sombra navista y el desprecio de la clase política priísta que a pesar de su militancia siempre lo vieron como un híbrido. El octavo pasajero.

Podría decirse que Salvador Nava llegó al poder por medio de la persona más inteligente de su familia, su hija Concepción Guadalupe Nava de Sánchez y bajo las reglas del sistema político mexicano. El gobierno de Sánchez fue una sucesión de eventos desafortunados, marcado por las ocurrencias maquiavélicas del gobernador y controlado a ratos por su esposa “conchalupe” quien se vio forzada a ocupar un espacio predominante dentro del gobierno incompleto (cuatro años y medio) de su inexperto cónyuge. “El marido de la hija” como algunos se regocijaban de llamarlo en lo privado y se cuidaban en lo público pues era de sobra conocida su proclividad a enterarse de los “díceres” que sobre su persona expresaban los adversarios políticos o los aliados coyunturales, a ninguno les guardó aprecio ni lealtad, solo a su esposa.

Pero los descendientes de la tradición política de Salvador Nava Martínez aspiran a gobernar el estado alguna vez, el alcalde Xavier utiliza recurrentemente la afable presencia de su abuela, Concepción Calvillo viuda de Nava para hacerse de la omnipresencia de su abuelo, en gran medida su éxito se debe al respeto que aún se guarda por el extinto luchador social.  Sin embargo, el presidente municipal dista mucho de los principios morales y éticos que caracterizaron no la carrera política, la vida de su abuelo, un hombre congruente y honesto a carta cabal. La imagen de rectitud era reconocida tanto por los admiradores de Salvador Nava Martínez como por sus adversarios políticos, algunos de ellos, con quienes incluso llegó a trabar una amistad perdurable.

Que decepcionado estaría su abuelo, si fuera testigo de los resultados del alcalde Xavier. La falta de transparencia y los escándalos de corrupción han traído la infamia a la familia Nava. Se sabe que en los años ochentas cuando Salvador Nava fue alcalde por segunda ocasión se publicaban en inmensas sábanas afuera del palacio municipal los estados financieros, la nómina y las facturas de las compras del ayuntamiento. Sin computadoras o el uso del internet el alcalde le mostraba a los potosinos cuando y como se gastaba su dinero. A diferencia de su abuelo, la alcaldía de la capital que ahora cuenta con un vasto universo de recursos tecnológicos para informar al instante a los ciudadanos del destino de su dinero, se guarda los datos y se resiste hasta el último recurso jurídico cuando algún ciudadano se atreve a consultar vía las áreas de transparencia alguna información relativa con el gasto y la ejecución de los programas sociales. Gobierno municipal cuenta chiles.

Un caso concreto se da sobretodo en la en la dirección de Obras Públicas que dirige Marco Antonio Uribe Ávila, líder de una mafia de constructores de obra pública que por décadas se mantienen a base de invertir en campañas políticas como acaparadores de los proyectos de construcción, nunca había sido funcionario, pero se animó a dar el paso de la mano del alcalde Xavier Nava. Uribe se asiste de un personaje de infausta memoria apodado el “tatú” por su baja estatura y su impresionante parecido físico a un personaje de fantasía en un popular programa de televisión del siglo pasado.

Jorge Chávez Godínez

Jorge Chávez Godínez es el director de construcción y opera los procedimientos de licitación de obra pública, desde los proyectos hasta su conclusión y entrega de obra física, dirige el departamento de obras ante la ausente presencia del titular. Chávez Godínez no tiene empacho en descalificar las empresas necesarias para favorecer empresas como la del hermano de su ex jefa Saraí Cruz Chaidez ARQYTRACK SA DE CV propiedad de Jorge Cruz Chaidez y quien fue favorecido la semana que concluye con un contrato de seis millones de pesos para una pavimentación de concreto hidráulico en la colonia Morales. A pesar de las quejas de los tres constructores descalificados el fallo se presentó con soberbia ante la ausencia de la contraloría municipal.

Es curioso que Jorge Chávez Godínez sea el encargado de las licitaciones de obra pública pues pesan sobre él diversas denuncias y algunas sanciones por parte de la contraloría municipal. En su paso por la administración pública municipal bajo el auspicio de Saraí Cruz Chaidez como segundo al mando en la dirección de adquisiciones y licitaciones de obra pública en el período de Mario García Valdez se cometieron todo tipo de excesos que en su mayoría se consumaron impunemente. El parentesco de su jefa Saraí Cruz con el Oficial Mayor Pedro Mario Hidalgo les concedió amplitud para operar el desfalco al erario en detrimento de los potosinos.

La pregunta es obvia :¿sabe el alcalde Xavier Nava Palacios quienes son sus funcionarios municipales y la forma en la que se conducen?

El tiempo lo dirá.

Sea pues Xavier Nava Palacios, alcalde inoportuno, vive los días sin mesura, que cuando el tiempo apremia, la torpeza es premura, sueñas con la gloria, el éxito y la fortuna, pero los agravios del pasado, siempre arrastran tragedia, traición y tortura.

@gandhiantipatro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí