Usuarios de la zona industrial, organismos especializados, cámaras empresariales, desarrolladores de vivienda y expertos en movilidad concluyeron, tras una reunión de análisis, que la mejor ruta para construir una vía alterna a la Zona Industrial es Prolongación Avenida Juárez. Toda vez que, si hubiera voluntad política, la obra podría comenzar hoy, pues reúne los requisitos, tiene un proyecto ejecutivo, permisos de impacto ambiental y un trazo libre de conflictos agrarios legales y sociales.

Con el inicio de año y la puesta a consulta pública del Programa de Desarrollo Urbano del Centro de Población Estratégico de San Luis Potosí, se activaron los interesados en dar movilidad a la zona metropolitana de la capital potosina, en especial a la Zona Industrial, ubicada al sur de la ciudad, colindante con el municipio de Villa de Reyes.

Las alternativas conocidas para construir esta vía alterna desde hace tiempo son por avenida Salk o por avenida prolongación Juárez. La ruta concluiría en el Eje 140 y, de ahí, retoma de nuevo la Carretera 57.  

La urgencia de tener una vía alterna a la Zona Industrial radica en la necesidad de hacer eficiente la movilidad de trabajadores, empresarios, comerciantes y desarrolladores que operan en ese polígono. Además, en esta área, está proyectada una vía de cuota que construirá Grupo Valoran conocida como “Columna Central” o “Backbone”, cuyo proyecto considera comenzar en la Carretera 57.

Para este año, el Gobierno del Estado dispone de 50 mil millones de pesos de presupuesto de los cuales 4 mil son de libre disposición, por lo que los usuarios de las zonas industriales públicas y privadas decidieron hace unos días montar una petición en la plataforma Change.org, dirigida al gobernador Juan Manuel Carreras para que comience la obra lo antes posible.

Los peticionarios hicieron un análisis de las Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas (FODA) de las dos opciones (Prolongación Avenida Juárez y Avenida Salk) y fue como encontraron que la Prolongación Avenida Juárez es la óptima. En la avenida Salk, tendrían que regularizar los conflictos legales, lo cual llevarían por lo menos tres años; además, su revisión, les permitió saber que, de elegir esa ruta, las avenidas serían muy restringidas por que solamente tienen 27 metros de ancho, cuando la norma sugiere 63 metros como distancia mínima.

Una ruta nueva de la naturaleza de la que se habla consistiría en dos cuerpos, tres carriles, dos laterales, pasos peatonales y ciclovías, al menos así lo marca la ONU en su apartado de «El Derecho a la Ciudad». Con información de Código San Luis. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí