ZARAGOZA, S. L. P. – Después de casi medio año de permanecer tomada por un grupo inconforme con la gestión de la Alcaldesa Paloma Bravo García al frente de la Comuna, por fin se dio solución al conflicto; se llegó a un acuerdo a través del diálogo y ambas partes acordaron dar cumplimiento a una serie de acuerdos. Los inconformes permitir el paso a Palacio a las autoridades y la alcaldesa a reinstalar  cuatro empleados que tomaron parte en el movimiento.

Paloma Bravo García explicó que pese haber estado bloqueado el paso a las instalaciones de Palacio Municipal, los servicios público no se detuvieron, se trabajó en sedes alternas, inclusive se abrieron oficinas en algunas comunidades, para atender los asuntos más urgentes, de hecho el aparato administrativo nunca dejó de funcionar, aunque no se hizo en las mejores condiciones.

Ahora al haber sido entregado el inmueble, las labores administrativas se han regularizado, a partir del pasado lunes 13 de los corrientes todas las direcciones municipales volvieron a trabajar con regularidad.

Es menester recalcar que la entrega del inmueble se logró luego varios meses de diálogo con la oposición hasta que se logró llegar a un acuerdo y poder abrir las puertas de presidencia municipal, lo más importante es la atención que se pueda otorgar a la ciudadanía.

Con respecto a la situación del regidor suspendido, Rafael Cárdenas Govea, quien estuvo con el grupo opositor, la Alcaldesa está a la espera de la resolución que emita el CEEPAC en cuanto a este tema, y así pueda incorporarse o no al cabildo de Zaragoza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí