SANTA MARÍA DEL RÍO, S. L. P. – Como una acción orquestada por el alcalde Israel Reyna Rosas, que en la práctica no supo defender el patrimonio de los habitantes de Santa María del Río y por la negligencia de su equipo, le fueron embargados más de 11 millones de pesos y ahora con indignantes marchas pretende doblegar a las autoridades a reponerle ese dinero. Ocasionó daños millonarios con su marcha.

Desde hacía algunos días habíamos filtrado que el alcalde de Santa María del Río sostuvo reuniones con algunos de los grupos que el apoyan; en esas reuniones les exigió acompañarlo en una marcha a la capital potosina, aunque esa acción estuvo, desde un principio, dirigida a estrangular la principal entrada a la ciudad.

Antes de dar inicio al estrangulamiento de la principal vialidad de entrada a la capital potosina. Llegaron autobuses al Jardín Martín Bautista de cabecera municipal de Santa María del Río para realizar el acarreo de personas a la supuesta marcha, autobuses cuyos servicios serían pagados, presuntamente, con los propios recursos del pueblo.

Así, además se señala que; mediante un juicio que se sigue ante el TECA, juicio en el cual se le adjudica el desvío millonario al edil municipal. El 15 del presente iniciarán los procesos de auditorías a los municipios y se tiene por descontado que Santa María del Río no saldrá del todo bien librado.

Pero el viaje a la capital quienes supuestamente fueron llevados a “libremente manifestarse”, lo hicieron en pestilentes autobuses, mientras en vehículos de lujo viajaron los funcionarios; camioneta Cadillac, de la línea Escalade, color arena de la Secretaría General; camioneta Chevrolet, de la línea Colorado, gris metálico, del director de Servicios Municipales y para finalizar camioneta Dodge, de la línea RAM, roja, del presidente municipal.

En las fotos también se puede ver muy activo, como un solidario manifestante más,  al titular de la Dirección General de Seguridad Pública Municipal, Gabriel Adolfo Gómez, quien, también iba acompañado de otros solidarios y espontáneos manifestantes, quienes cobran como agentes de esa corporación, es decir, dejaron al municipio sin protección.

Cibernautas indican que; desde octubre del año pasado Santa María ha sufrido de actos nunca antes vistos, entre ellos homicidios, secuestros, robos al por mayor, incluso presencia de carteles de narcotráfico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí