SANTA MARÍA DEL RÍO, S. L. P. – Fue la noche del 23 de abril de 2006 cuando cinco niños perdieron la vida al caer, de forma por demás inusual, dos rayos en la cima del cerro El Original, el cual se encuentra en la entrada principal a Santa María del Río, como inmóvil vigilante gigante que parece dar la bienvenida y un hasta luego a los visitantes.

Los cinco niños hoy son recordados con tristeza por sus familiares y vecinos, quienes le conocieron, se trata de una historia reciente, apenas 14 años se van a cumplir el mes próximo. Como homenaje a su memoria fue construida una capilla en el lugar donde ocurrieron los hechos, durante una vigilia en honor a la Santa Cruz que en ese lugar también se venera.

Nada parecía alterar la tranquilidad de la noche, solo algunas negras nubes que a lo lejos se alcanzaban a divisar. De pronto comenzó un aguacero, todos buscaron algún lugar donde guarecerse de la lluvia y en forma por demás impresionante, la cegadora luz de un rayo iluminó la zona, los testigos quedaron impresionados,  pero ni tipo tuvieron para sobreponerse, enseguida, casi al instante cayó el segundo rayo.

Al final, el saldo triste fue de cinco pequeños muertos, todos originarios de este municipio. La gente comenzó a organizarse y concibieron la idea de construir una capilla, en memoria de los cinco pequeños que en ese lugar perdieron la vida. Pusieron manos a la obra y tras recibir apoyo de las autoridades municipales y de la población en general, finalmente la capilla fue terminada.

Sirve ahora como punto de referencia para realizar competencias en esa zona, las competencias son subir hasta la capilla, por las escalinatas que también fueron construidas. En un principio la capilla era cuidada y respetada…

Ahora la capilla no solo muestra el paso de los años, no nota el nulo mantenimiento que se le brinda, Pero lo más lamentable, es el vandalismo de pandilleros, en el interior y afuera de la misma se pueden observar mensajes y nombre de pandillas y pandilleros. Las ventanas tienen los vidrios rotos, están desvencijadas.

Al parecer el lugar no es respetado, se tiene como sitio de reunión de vagos y malvivientes, quienes encontraron ahí un lugar seguro para sus reuniones, pues tienen la certeza no van a ser molestados por ninguna autoridad. Hay indicios de probable evidencias que acuden a ese sitio para drogarse y, al parecer, a nadie parece importarle.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí