Trabajadores de los servicios de salud que se encuentran en una situación vulnerable

A días de que inicie la fase 3 de la contingencia sanitaria por coronavirus, la Jurisdicción Sanitaria I de la Secretaría de Salud en el Estado, ha solicitado a mayores de 60 años, diabéticos e hipertensos regresar a su centro de trabajo.

A través de mensajes de WhatsApp, personal de recursos humanos de la Jurisdicción Sanitaria I, que administra las unidades de salud de San Luis Potosí capital y Soledad de Graciano Sánchez pidió a los encargados de las unidades informar al personal que se encuentra en esa situación presentarse a partir del próximo lunes en sus centros de trabajo.

Durante los mensajes se les informa “que el personal deberá incorporarse a menos que soliciten y comprueben la condición médica del trabajador, para que sea valorado por la Comisión de Seguridad e Higiene y continúen con las facilidades administrativas”.

Sin embargo, se informa también que a los pacientes que padecen diabetes y están en descontrol de igual manera continuarán con la facilidad y se remitirán a la UNEME (Unidad de Especialidades Médicas de Enfermedades Crónicas) para su control.

Lo anterior señalan los trabajadores, contradice las medidas de seguridad sanitaria emitidas por la Secretaría de Salud del Gobierno Federal que señala en la medida de seguridad sanitaria número  4: “El resguardo domiciliario corresponsable se aplica de manera estricta a toda persona mayor de 60 años de edad o con diagnóstico de hipertensión arterial, diabetes, enfermedad cardiaca o pulmonar, inmunosupresión (adquirida o provocada), en estado de embarazo o puerperio inmediato, independientemente de si su actividad laboral se considera esencial. El personal esencial de interés público podrá, de manera voluntaria presentarse a laborar”.

Debido a lo anterior, trabajadores de los servicios de salud que se encuentran en una situación vulnerable, manifestaron que esto es injusto debido a que lo que los pone en riesgo es la enfermedad y no el que se encuentren en descontrol, ya que vía telefónica se les ha informado que en caso de padecer diabetes y/o hipertensión volverán a sus labores cotidianas a pesar de la contingencia sanitaria y a las recomendaciones que la propia Secretaría de Salud y el Gobierno del  Estado llevan a cabo diariamente.

Al ser cuestionado uno de los empleados sobre el apoyo sindical, señaló que el sindicato está para defender los intereses de Mónica Rangel y su grupo de amigos y amigos de su marido.

Ante dicha situación, regresarán el próximo lunes aún con el riesgo que representa el encontrarse en esas condiciones de salud y edad, por lo que piden la intervención de autoridades federales y de la Comisión Estatal y Nacional de Derechos Humanos a donde harán llegar información de lo que sucede en la institución sanitaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí