Se cumple medio siglo del tercer campeonato del Mundo para el Scratch, el cual se consumó en el Estadio Azteca con su victoria por 4-1 ante Italia

La consagración definitiva del Jogo Bonito de Brasil y de su astro Pelé cumplen medio siglo. El 21 de junio de 1970 la considerada mejor selección de la historia del fútbol vencía a Italia por 4-1 en el Estadio Azteca de la Ciudad de México. Con una sinfonía de jugadas y recuerdos todavía indelebles en la memoria de los amantes del “deporte de multitudes”, incluso de los que no habían nacido en la época, Pelé y compañía marcaron el devenir del balompié para siempre.

La Copa Jules Rimet, levantada por el capitán Carlos Alberto Torres ante 115 mil espectadores y millones más que acompañaban por la televisión, fue solo la rúbrica de una campaña que coronó a esa generación brasileña como la mejor de todos los tiempos.

El cuarto tanto del encuentro, firmado en el minuto 86 por el propio Carlos Alberto a pase de Pelé, figura como uno de los principales hitos de los mundiales de futbol por la belleza estética de la jugada y la contundencia y precisión en el remate.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí