SANTA MARÍA DEL RÍO, S. L. P.- – El deslave de un cerro, provocó que enormes rocas se desplazaran hasta la superficie de rodamiento de la carretera 57, México-Piedras Negras, el tránsito vehicular se vio afectado durante varias horas hasta que fueron enviadas cuadrillas de trabajadores para remover las enormes rocas, con equipo especializado. No se registraron accidentes, según los reportes recibidos.

El deslave sucedió por la mañana, en el cerro localizado unos metros adelante del puente de la localidad de Enramadas, fueron unos automovilistas quienes se desplazaban sobre la mencionada carretera, en el tramo Querétaro-San Luis, sobre los carriles con orientación a la capital potosina, se dieron cuenta que enormes rocas se encontraban sobre la superficie de rodamiento.

Como aún ocurrían deslizamiento de enormes piedras, los conductores optaron por detener la marcha, además no podían pasar, pues ya la carretera estaba parcialmente bloqueada y se requería fueran enviados trabajadores para quitar las rocas de la superficie de rodamiento. La fila de vehículos varados alcanzó varios kilómetros, no podían avanzar, tampoco regresar.

Luego de varias horas de espera, llegó el grupo de trabajadores para iniciar los trabajos para retirar las enormes rocas del lugar y así poder liberar la vialidad al tránsito vehicular. Transportes de todo tipo; autobuses foráneos de pasajeros, “polleros”, de carga pesada y particulares, ahí habían quedado varados.

Finalmente, luego de varias horas de espera, por fin fue liberada la carretera y los conductores pudieron continuar su camino.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí