SANTA MARÍA DEL RÍO, S. L. P. – La presencia de un grupo de personas que se dedican a instalar hules y realizar otro tipo de actividades relacionados con vehículos automotrices, fue denunciada por algunas personas a REGIÓN CENTRO, además de haber sido hecho público a través de redes sociales. Se quejan de sus actividades poco lícitas y piden, a quienes no han sido afectados, no caigan en el engaño, porque son muy aferrados. 

Uno de los cibernautas, a través de algunas páginas denunció haber sido víctima de dos sujetos, de los conocidos como “huleros”, señala; “Al tiro raza con dos pin… ratas que andan en los estacionamientos se dedican a vender accesorios para los carros son muy tercos, ya cuando te hacen el trabajo te cobran un dineral y aparte si te descuidas te roban cosas de valor que traigas en tu carro”. 

El sistema de “trabajar” de este tipo de personas es muy simple y por eso preciosamente es engañoso. Se acercan a la víctima, siempre chofer automovilista o de camioneta, también de vehículos de carga. Ofrecen instalación de unas tripas de hule, tipo goma, o bien solo son líneas de hule, con el aseguramiento que con ese artículo ya no va entrar polvo, aire ni nada parecido por las portezuelas. 

Si el conductor dice que no le interesa, no se dan por vencidos, insisten hasta llegar a ser fastidiosos, ya en algunas ocasiones, el dueño del vehículo por quitárselos de encima acepta le hagan el trabajo, pues además le dicen que le van a cobrar barato, unos 30 o 40 pesos, ya el cliente acepta porque además no será algo que vaya afectar su economía de manera sensible. 

El real problema se presenta cuando terminan de pegar con pegamento cinco mil el hule. Sacan una cinta de medir y ahí es donde el cliente se da cuenta que fue víctima de un engaño, porque el precio que le dieron fue de metro lineal, no del trabajo terminado, así es que cobran por las cuatro puertas y la cajuela. Al final, la suma es verdaderamente considerable. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí