El análisis final del ensayo de fase 3 de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer muestra que fue 95% efectiva en la prevención de infecciones, incluso en adultos mayores, y no causó problemas de seguridad graves, dice la compañía. “La eficacia fue constante en todos los datos demográficos de edad, raza y etnia” dijeron Pfizer y su socio alemán BioNTech en un comunicado.

Basándose en resultados preliminares, Pfizer y BioNTech anunciaron este lunes que su vacuna contra el coronavirus funciona en nueve de cada 10 casos y que comenzarán los trámites para buscar su aprobación de emergencia.

Las compañías comunicaron que su compuesto, que como otros nueve está en la fase 3 de ensayos clínicos, ha sido probado en 43.500 personas sin detectarse algún efecto adverso importante.

Aunque la noticia brinda esperanza en la lucha contra la pandemia, la comunidad científica ha advertido que hay que ser cautelosos, y que es necesario tener los datos completos de los estudios antes de poder asegurar de manera definitiva que la vacuna es segura y efectiva para ser distribuida masivamente.

Los resultados preliminares publicados por Pfizer y BioNTech es lo que los expertos llaman un “análisis interino”, según explican el bioingeniero Harry Al-Wassiti y el profesor de biología farmacéutica Colin Pouton, ambos de la Universidad Monash; y Kylie Quinn, investigadora de ciencias biomédicas en la Universidad RMIT, en Australia.

Un análisis interino es “una primera mirada a los datos antes de que se complete el estudio para entender si hay algún indicio de si la vacuna puede funcionar”, escriben estos investigadores en un artículo de The Conversation.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí