la soga al cuello

De rufianes y patanes

La verdad es el error que escapa del engaño y se alcanza a partir de un malentendido. Jacques Lacan.

Se consumó el fracaso de la coalición MORENA – PT – PV – PANAL, Mario Delgado comunicó al ceepac que siempre no, que los consejeros nacionales de su partido votaron casi de forma unánime para rechazar la alianza con el partido verde. Resulta que sí hubo un poco de pudor y aunque parezca extraño, la cúpula del partido del presidente tiene límites.

Ante el fracaso de la intentona golpista al morenismo local, ahora Ricardo Gallardo Cardona inicia su campaña política para el proceso constitucional de 2021. Ha intensificado la marcha y para sorpresa de sus adversarios, ha obtenido un relativo éxito. Las concentraciones públicas se multiplican y también el reparto de víveres, enseres domésticos y comida. La gente pareciera estar ávida de más promesas o simplemente de salir a la calle y olvidar esta maldita pandemia que nos ha robado la vida.

De nada sirvió el protocolo que recientemente emitió el consejo estatal electoral y de participación ciudadana (ceepac) para la realización de los eventos en las próximas campañas electorales, el estilo “desmadroso” de la familia Gallardo no permite seguir los lineamientos que a modo de sugerencia elaboró el área jurídica del organismo. Si acaso fuera ley, posiblemente buscarían la forma de “taparle el ojo al macho”.

Sin embargo, la gente participa y de manera voluntaria, nadie los obliga asistir a un evento público y exponerse a un contagio, justo en los días que San Luis Potosí se prepara para volver al semáforo rojo Gallardo se apropia de las plazas, se codea con el pueblo tratando de compensar la desproporción de contender contra los partidos predominantes en el estado. Si no gana la gubernatura, seguro va volver al verde una fuerza política beligerante en el congreso local.

El equipo de campaña de Ricardo Gallardo hace buen uso de las tecnologías, utilizan cuanta plataforma está al alcance de los ciudadanos, no tiene empacho en grabar un video de tik tok o hacer una transmisión en streaming por Facebook live. Tampoco tiene problemas en recurrir al sentimentalismo de publicar la fotografía de un hijo con una camiseta alentando a su padre a conquistar el poder, o resolver una ecuación cuadrada sin auxilio de una calculadora. Tal vez, la virtud de Gallardo sea precisamente esa falta de escrúpulos que lo caracteriza.

Mientras los demás partidos políticos están tratando de cumplir con sus tiempos para salir conforme al calendario electoral. El partido acción nacional está inmerso en una lucha intestina, tratando de no fracturar la endeble estabilidad y así poder concretar la coalición registrada en tiempo con los partidos revolucionario institucional, de la revolución democrática y conciencia popular. El camino es largo y tortuoso, porque la negociación con el priísmo local se dará bajo amenazas constantes de romper la coalición.

A pesar de que la orden vino de México, el priísmo local no está muy conforme y tampoco sus convicciones ideológicas muy firmes. Si han visto al gobernador llenar su gabinete de familiares o políticos ajenos al PRI, qué diantres van a mantener la fila sin romper cuando lleguen las ofertas económicas para el trasvase de votos. Al mismo gobernador del estado se lo hicieron saber algunos liderazgos huastecos en una reunión privada, como ejemplo la ex diputada Rosa María Huerta, de no muy gráciles maneras y con reflexiones muy elementales pero suficientes para darse a entender, expuso que además de sentirse ridículos es imposible mezclar el aceite con el excremento.

Si el PAN logra concretar una alianza con el PRI. Solo será de papel, en los hechos esto va ser un tianguis, los votos estarán al mejor postor, y sabemos que el PRI de San Luis Potosí no es el de Coahuila y su gobernador no se apellida Moreira, aquí son “cuenta chiles” y además no traen “varo”. A Juan Manuel Carreras se le andan enredando los hilos por andarle jugando al titiritero. 

Los únicos aspirantes a gobernar San Luis que traen la chequera en la mano no están en el PRI, Ricardo Gallardo Cardona, Adrián Esper Cárdenas y Xavier Nava Palacios conforman una trinqueta que amenaza en convertir al estado en un burdel, si ya de por sí la política potosina es una casa de mala nota, cualquiera de los tres aspirantes aseguran que lo que falta es un poco de orden. Una buena madrota, una pulsadora y un eficaz cadenero.

Al menos en el caso del alcalde con licencia Xavier Nava sabemos cuál es el origen del dinero que se anda gastando, de los otros dos no, solo podemos suponer por el bien de todos que sea producto de una herencia. Porque de confirmarse que los recursos económicos tanto de Esper como de Gallardo atraviesan la frontera con el vecino estado de Tamaulipas mejor hay que irse buscando otro bello estado de la república mexicana para lugar de residencia permanente.

Concretando, en el PAN la elección se define por voto de militantes y adherentes y no gana necesariamente quien traiga más centavos en la bolsa, Sonia Mendoza Díaz se juega su carta del género, Marco Gama le apuesta al contacto individual y Octavio Pedroza al prestigio. Xavier Nava solo trae dinero, igual y le ajusta para ayuntarse la simpatía de Marko Cortés, a ver si él viene a votar en la elección de San Luis.

Después de la elección, y ya con candidato Juan Francisco Aguilar tendrá que medirse con Elias Pesina para ver quién la tiene más grande. La lista de distritos y ayuntamientos para repartirse el estado debe ser muy extensa, porque no sólo se trata de revisar encuestas o perfiles de candidatos y candidatas, sino las viejas rencillas entre priístas y panistas que abundan en los municipios del interior. Hay lugares como San Vicente Tancuayalab o Tancanhuitz de Santos donde se han quitado hasta la vida las facciones políticas en pugna. Suerte con eso.

En MORENA la elección será por encuesta y ganará el que se vuelva más popular en la redes sociales en lo que resta del año, algunos dicen que para el quince de diciembre ya debería haber candidato o candidata. El menos peor sería Juan Ramiro Robledo Ruíz, magistrado con licencia y con un extenso currículum. El alcalde de Ciudad Valles Adrian Esper Cárdenas, ha inyectado grandes cantidades de recursos sin fiscalización en redes sociales como YouTube y Facebook con el pretexto de un billete de lotería que le costó lo que un premio mayor del zodiaco. El morro está chisqueado y tiene los ojos muy juntos. Es la marca de la bestia.

Si no lo han resuelto para entonces (y seguro que así será) tal vez podrían retomar el proyecto de alianza con el verde pues la candidatura común o alianza partidaria, vence el registro el cinco de enero. Además de que para esas fechas Ricardo Gallardo traerá mejores números en las encuestas que cualquiera de los precandidatos morenistas. Igual y por esos días ya se terminó el breve amorío entre PAN y PRI, eso volverá viable retomar el fallido intento de coaligarse para retomar el impulso que los lleve a la gubernatura.

Tanto pragmatismo me da hambre.

Sea pues Ricardo Gallardo Cardona, ave de tempestades, cuervo que anuncia tragedia, con tu porte de petimetre, puede que engañes al pueblo chabacano, pues aunque zafio y mentecato, se te conocen las dotes de un badulaque.

@gandhiantipatro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí