Joe Biden será el próximo presidente de Estados Unidos. Los miembros del Colegio Electoral que votaron este lunes confirmaron la victoria del demócrata en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. El procedimiento, significó el tiro de gracia a la cruzada en la que Donald Trump y sus aliados se han embarcado para tratar de conservar la Casa Blanca, tras las denuncias sin pruebas de fraude.

El Congreso deberá contar y certificar este resultado en una sesión del 6 de enero y, el 20, Biden tomará posesión.

Sobre las cinco y media de la tarde (hora de Washington DC), los electores de California emitieron sus votos y confirmaron que Biden ya había superado esos 270 sufragios necesarios para ser ganador.

“Nuestra democracia, que ha sido presionada, puesta a prueba y amenazada, ha demostrado ser resistente, verdadera y fuerte”, dijo Joe Biden en un discurso a la nación pronunciado por la noche desde Delaware. El presidente electo criticó los intentos de Trump de revertir su victoria electoral, pese a que los jueces repetidamente han desestimado las acusaciones.

“Es la posición más extrema que hemos visto jamás. Una posición que rechaza respetar la voluntad del pueblo, que rechaza respetar la ley y cumplir nuestra Constitución”, criticó.

Biden recordó que fue él mismo, en enero de 2017, como vicepresidente de la Administración de Obama, el encargado de declarar en el Congreso la victoria del magnate neoyorquino, que venció con los mismos votos electorales, 306.

“En esta batalla por el alma de Estados Unidos, la democracia ha prevalecido. Nosotros, el pueblo, hemos votado. La fe en las instituciones se ha sostenido. La integridad de nuestras elecciones sigue intacta. Así que ahora es el momento de pasar página. De unirnos. De curar”, añadió.

Este lunes Donald Trump siguió arrojando acusaciones de irregularidades electorales. El republicano ha presionado hasta el último momento a las autoridades de los Estados de Pensilvania, Wisconsin, Georgia y Nevada para que reviertan el triunfo de Joe Biden, sin éxito. Se trata de territorios que ganó en 2016 y, esta vez, eligieron a su rival demócrata.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí