Ante la falta de resultados en el castigo a los responsables por el asesinato de su hijo Alan Hernández, la señora Silvia Castillo Hernández protestó afuera de Palacio Nacional con el torso descubierto y en su espalda escribió el mensaje: “ONU, SOS, ALAN”.

Dijo que se colocará en el acceso de Palacio Nacional ubicado en Moneda 1 hasta que le quede vida, porque a pesar de que ha sido recibida en Gobernación, “por culpa de un juez corrupto”, quedó libre el único de detenido por el asesinato de su hijo Alan en San Luis Potosí, hace dos años.

“Este juez dejó libre al asesino de Alan”, dijo Castillo, quien colocó una manta con la imagen del juez Giavanni Efrén Camarillo. En noviembre del año pasado, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, recibió a Silvia Castillo, quien se desnudó frente a la dependencia la semana pasada en exigencia de justicia para su hijo Alan.

La señora Castillo, quien se desnudó y envolvió en una bandera de México para exigir justicia, ha buscado la respuesta de las autoridades en diversas ocasiones, incluyendo un evento del presidente Andrés Manuel López Obrador en San Luis Potosí en marzo pasado y en el cual le prometieron atención, pero no ha tenido respuesta.

“En San Luis Potosí todos pasaron por encima de mis derechos humanos, el gobernador, el procurador, todos, porque al día de hoy me siguen revictimizando, no alcanzo la justicia y aquí estaré hasta que tenga vida, hasta que mi vida termine”, declaró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí