Abandona sus labores por coordinar parte de la campaña del Alcalde con licencia que, busca su reelección por el partido MORENA y poco le importan las criticas pues sigue cobrando sus 70 mil pesitos mensuales.

Sin pudor alguno, el Delegado de La Pila, Pedro Pablo Cepeda Sierra se ha volcado a la campaña política de Xavier Nava Palacios, convirtiéndose en uno de sus coordinadores, por lo que ha dejado prácticamente abandonadas sus tareas al frente de la administración de esa demarcación, lo cual ha causado la molestia de la ciudadanía que ya en repetidas ocasiones ha pedido su destitución.

No es nueva la indolencia de Pedro Pablo Cepeda al frente de un encargo público, pues su carrera ha sido marcada por más escándalos que acciones destacadas en el servicio público, por lo que incluso se le califica como un oportunista político que solo pretende seguir viviendo a costa de los recursos del pueblo.

Como Delegado de La Pila ha dejado mucho que desear pues lejos de atender las demandas de los habitantes de este sector, se la ha pasado haciendo “grilla” primero al interior de su partido Acción Nacional y hoy, en MORENA instituto político por el cual su jefe Xavier Nava busca quedarse tres años más en la Presidencia Municipal.

Así, Pedro Pablo se ha convertido en uno de los coordinadores distritales de la campaña xavierista, dejando tirada su labor como Delegado de La Pila, por lo cual los habitantes de la demarcación cuestionan que, si antes no iba a sus oficinas ni se preocupaba en lo más mínimo por el bienestar de la gente, ahora mucho menos pues todo su tiempo seguramente lo ocupa en sus actividades proselitistas.

“Ha quedado claro que Pedro Pablo es sólo un vividor de la política. Ha ocupado diversos cargos y nunca se ha destacado por algún proyecto importante. Es un sinvergüenza que lo único que le interesa es el dinero fácil y encontró la manera de hacerlo, siendo funcionario público”, señalaron a Región centro habitantes de La Pila.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí