Ciudad Maderas
InicioDestacadasAnacleto Moreno, héroe independentista olvidado

Anacleto Moreno, héroe independentista olvidado

San Luis Capital

TIERRA NUEVA, S. L. P. – Un terranovense, Anacleto Moreno, afín a don Miguel Hidalgo, quien le tenía bastante confianza, el lunes 18 de septiembre de 1810, recibió una carta, enviada por el cura del pueblo de Dolores, en el estado de Guanajuato, la misiva la llevó y entregó al oficial del regimiento de la provincia potosina, José Gabriel Armijo, quien luego de leer el recado, mandó encerrar a Anacleto.

El texto de la carta era revelador; “En diez y seis de septiembre de mil ochocientos diez, han sido presos todos los gachupines en este lugar; en la fatiga no ha sido menester maltratarlos ni lastimarlos porque ha sido tanto el gentío que alcanzó el número a 31, y tantos de pie y 400 de a caballo, y habiéndolos puestos en la cárcel, fueron pensionados a tomar las armas; de sus intereses no se echado mano hasta ahora, más de los reales para sueldos de toda esta gente, repartiendo en trozos cada un trozo con su comandante, según el número de gachupines que en cada lugar hay; esto es reducido a quitar esta vil canalla de estos monstruos, ante de que se ejecute la ruina que se espera de que se introduzca la herejía en este reino; y así considero usted hacer lo mismo en este partido, pues no vamos en contra de la ley”.

Anacleto Moreno fue llevado ante el subdelegado de Santa María del Río, Pedro García, quien interrogó al detenido. Anacleto Moreno confesó que él y José de la Luz Gutiérrez, quien tenía una mezcalera en Peñasco, tenían la orden de Miguel Hidalgo de invitar a los campesinos de San Luis Potosí a unirse a la lucha iniciada dos días antes en el pueblo de Dolores.

Así, el mismo lunes, José de la Luz Gutiérrez se encontró en Valle de San Francisco (hoy en día, Villa de Reyes) para reunirse con Silverio Carrera, a quien le solicitó que acudiera de inmediato al pueblo de Dolores, Guanajuato, ya que el pueblo se había levantado en armas contra los gachupines, pero como respuesta, Silverio informó al teniente y subdelegado de Valle de San Francisco. En consecuencia, José de la Luz Gutiérrez fue arrestado.

Luego, los subdelegados informaron de lo sucedido al intendente de San Luis Potosí, Manuel Jacinto de Acevedo, quien mandó redactar un oficio enviado a la hacienda de Bledos, en Villa de Reyes, a Félix María Calleja. A las 8 de la noche del mismo lunes, el oficio llegó a manos de Calleja, quien de inmediato se trasladó a Valle de San Francisco, en donde obtuvo la confirmación de lo que acontecía en el pueblo de Dolores.

Las declaraciones de los detenidos revelaron otros implicados como el alférez, Nicolás Zapata, familiar de José Mariano Jiménez, por lo que fue hecho prisionero y llevado al convento del Carmen. Por su parte, Anacleto Moreno y José de la Luz Gutiérrez fueron trasladados al convento de San Francisco.

Calleja organizó sus tropas con las que habría de iniciar la campaña ofensiva contra los insurgentes Las fuerzas estuvieron compuestas por los dos regimientos provinciales de Dragones de San Luis y San Carlos, estaban de guarnición en San Luis Potosí, Charcas y Matehuala. Calleja concentró los cuerpos de la brigada de su mando, también convocó a la gente de las haciendas inmediatas. Hombres de la hacienda de Bocas y del pueblo de Venado formaron el batallón de infantería.

Los realistas acamparon en la hacienda de La Pila, El 24 de octubre de 1810, Calleja partió con su tropa desde La Pila hasta Dolores, en donde habría de reunirse con otra tropa enviada desde Querétaro para el mismo fin, aplastar a los rebeldes. Con ese ejército Calleja derrotó en Aculco a los insurgentes.

En días posteriores, el 10 de noviembre y en la ciudad de San Luis Potosí, el capitán Sevilla y Olmedo se dirigió con dos patrullas hacia la zona de San Juan de Dios, donde se le unieron los legos Herrera y Villería. Juntos y cerca de la 1:30 a.m., se dirigieron hacia el convento del Carmen en donde mediante una engañosa petición de confesión lograron entrar para liberar a los presos: Nicolás Zapata y Francisco Lanzagorta, oficial de Dragones provinciales de la reina y que había sido arrestado por expresar su simpatía con la insurrección. En las celdas del convento fueron encerrados los religiosos de la comunidad carmelita.

El viernes 10 de noviembre, en San Luis, el capitán Joaquín Sevilla y Olmedo se dirigió con dos patrullas hacia la zona de San Juan de Dios, donde se le unieron los legos Herrera y Villería. Juntos se dirigieron hacia el convento del Carmen en donde mediante una engañosa petición de confesión lograron entrar para liberar a los presos: Nicolás Zapata y Francisco Lanzagorta, oficial de Dragones provinciales de la reina y que había sido arrestado por expresar su simpatía con la insurrección.

Hasta la fecha, el nombre de Anacleto Moreno, un terranovense, el primero en encender la llama de la independencia en el estado, a nadie le dice nada, ni una calle, menos una escuela lleva su nombre.

Gobierno Estatal SLP
Congreso del Estado de San Luis PotosiCongreso del Estado de San Luis Potosi

Deja un comentario

- Advertisment -Unidos Olsa
Ciudad Maderas
Congreso del Estado de San Luis Potosi
Gobierno Estatal SLP
Abogados y Asociados SLP
Trituradora la Concha
UASLP Aspirantes
spot_img
Gobierno Estatal SLP
La Playita Restaurante