Todo parece indicar que al saberse aislada y que las alianzas que pretendió hacer con los alcaldes de la región no pintan nada bien, que efectivamente se vayan a dar y que, es más que evidente, las traiciones en política y cualquier terreno se pagan, la reelecta alcaldesa, Erika Briones Pérez, ahora pretende agarrarse de los empresarios, los industriales, ya de hecho ha brincado las trancas a la Secretaría de Desarrollo Económico y ha reunido a empresario para prometerles el paraíso terrenal en Villa de Reyes, un paraíso donde encontrarán las mejores y mayores facilidades para el desarrollo de sus empresas, al presentarles el Programa Municipal de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, cuyo visto bueno logró obtener de un día para otro, ya cuando los de la llamada “Herencia Maldita” se iban. 

En efecto, Erika Irazema Briones Pérez presentó el Programa Municipal de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano a los integrantes de la “Alianza Empresarial” de San Luis Potosí. Prácticamente les puso en bandeja de plata el territorio, para hacer negocios, bajo el pretexto que dicho plan es un instrumento que servirá para detonar el desarrollo de Villa de Reyes como parte de la zona metropolitana de San Luis Potosí, con el que se pretende lograr que el municipio sea considerado como el segundo de mayor competitividad en la entidad potosina. Así, con esas falacias pretende engatusar a los habitantes de esta región. 

Como si de un mercado se tratara se ufanaba que al contar con el uso de suelo que orientará el crecimiento económico en los sectores de la vivienda, servicios, turismo, agroindustrial e industrial, se alcanzará la equidad de desarrollo ente el polígono industrial y el social del municipio. 

Y fue reiterativa al retomar el tema de que el municipio cuenta con la zona industrial más fuerte del estado, y con las próximas inversiones, se posicionará a Villa de Reyes a nivel internacional derivado de que el municipio es ágil para hacer negocios y obtener licencias de construcción en un lapso de 40 a 60 días. 

Y la desfachatez no paró; “Lo que buscamos es que los villarreyenses tengan una mejor calidad de vida que se merecen y para lo cual estamos sembrando la semilla que beneficiará a las futuras generaciones”, enfatizó. 

Y le hizo segunda el que cobra como secretario técnico del Gabinete, Alfonso Rodríguez Baldazo, éste dejó en claro el plan que desde hace tiempo maduraban; poner a disposición de los inversionistas el territorio, señaló que; “están bien delimitados para los usos de suelo tanto de desarrollo urbano, vivienda, industrial, comercial y de servicios. Ora’ pues, atórele marchante. 

El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de Construcción, o sea, quien representa a los constructores y coordinador de la Alianza Empresarial de San Luis Potosí, Manuel Castanedo de Alba, él aplaudió el plan de Erika, se deshizo en elogios; “Villa de Reyes tiene todo para lograr el objetivo planteado”, así las cosas, invitó a los empresarios e inversionistas a voltear a ver a este municipio que tiene un crecimiento potencial. 

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Promoción y Desarrollo de Vivienda, Julián Ramírez Abella comentó que para los empresarios de este sector es una oportunidad para desarrollar sus proyectos de conjuntos habitacionales, lo que permitirá beneficiar a quienes laboren en alguna de las empresas de los parques industriales privados. 

Y Briones Pérez lanzó la estocada final; “ustedes como integrantes de la Alianza Empresarial, representan todo el sector productivo de San Luis Potosí y su respaldo es estratégico para las relaciones gubernamentales y alianzas estratégicas de Villa de Reyes”. 

Fue extraño que en la reunión no estuviera algún representante de Gobierno del Estado y, más aún, el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico de Gobierno del Estado. ¿Será que se quiere medir fuerzas con el ejecutivo? 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí