El COVID-19 arrebató la vida de otro menor de edad en SLP, el pequeño angelito de apenas 7 años de edad falleció por complicaciones derivados de la enfermedad en Hospital General de Zona número 1 del IMSS.

Trasciende que el infante contaba con tuberculosis osteoarticular una enfermedad que causó mayor deterioro de sus defensas y agravó su estado de salud. El pequeño no contaba con vacuna contra la enfermedad pese a su situación médica ya que no se encuentra en el rango de edad autorizado por la Secretaría de Salud.

Por su parte, los Servicios de Salud y el Comité Estatal para la Seguridad en Salud, informan que, hasta este viernes 19 de noviembre se registran 102 mil 639 casos totales de COVID-19, con la confirmación de 113 nuevos contagios de acuerdo al reporte epidemiológico de las últimas 24 horas.

De estos nuevos contagios, 81 se detectaron en la Jurisdicción Sanitaria I; 8 en la Jurisdicción Sanitaria II de Matehuala; 7 en la Jurisdicción Sanitaria III de Villa de Pozos; 5 en la Jurisdicción Sanitaria IV de Rioverde; 6 en la Jurisdicción Sanitaria V de Ciudad Valles: 1 caso en la Jurisdicción Sanitaria VI de Tamazunchale, y 2 en la Jurisdicción Sanitaria VII de Tancanhuitz.

En cuanto a decesos, se reportan 4 nuevos para un total de 6 mil 833 muertes. Estas defunciones corresponden a 2 mujeres y a 2 hombres de entre 7 a 79 años de edad.

Para este día, permanecen 87 personas hospitalizadas, de las que 12 requieren de respiración asistida.

Ante la presencia de bajas temperaturas que en los últimos días se han registrado y que continuarán, es importante recordarle a la población que la exposición extrema al frío provoca infecciones respiratorias agudas, influenza estacional, y en los casos de uso de calentadores artificiales o anafres y leña accidentes por quemaduras e intoxicación por monóxido de carbono.

Los Servicios de Salud recomiendan algunas medidas preventivas ante la temporada de frío, tales como higiene personal y saneamiento que incluye lavado de manos frecuente, estornudo cubriendo nariz y boca con el antebrazo, no escupir, no tocarse la cara con las manos sucias, limpieza y desinfección de superficies y objetos de uso común; así como el uso de ropa adecuada como gorro, guantes, bufanda y calcetines. Además, es importante evitar cambios bruscos de temperatura y corrientes de aire; consumir alimentos y complementos con alto contenido de vitaminas C y D, abundantes líquidos.

Otra recomendación a destacar es que, ante cualquier signo de alarma como tos, fiebre, dolor de cabeza, dificultad para respirar, cansancio, dolor muscular, ardor o dolor de garganta, secreción nasal, enrojecimiento de ojos, dolor de pecho, sobre todo en menores de edad y adultos mayores, acudir al médico de manera oportuna y no automedicarse ni consumir remedios caseros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí