TIERRA NUEVA, S. L. P. – Tal y como estuvieron todos los del estado, los cementerios de este municipio permanecieron solos, sin visitantes, luego de la medida que se tomó, a nivel nacional, de cerrar todos los panteones desde el día 8 hasta el 12 de mayo, lo anterior para evitar que se dieran reuniones de bastantes personas y con ello pudieran estar en potencial peligro de contagio de COVID-19.

Las puertas de los cementerios fueron cerradas, con antelación se informó a la ciudadanía que se tomaría esa medida, se explicaron los motivos por los cuales se habían tomado y se pidió la comprensión y tolerancia por parte de la gente, sabían que era una medida muy extrema, sin embargo la actual situación, la contingencia sanitaria, así lo ameritaba.

La misma población así lo entendió, pues para esas fechas ya se tenía conocimiento de cuatro casos de contagio de COVID-19, entre vecinos del municipio, y nadie quería exponerse a pasar a formar parte de las estadísticas, aunque también ya se tenía conocimiento que uno de los cuatro reconocido como casos de contagiados por COVID-19, ya fue dado de alta, aunque la gente aún lo trata con recelo.

Aunque los cementerios fueron mantenidos con las puertas cerradas, quienes tienen a sus familiares en esos panteones, en sus casas les recordaron, les rezaron y fue una celebración muy atípica, pero obligada por la situación actual.

Después del martes pasado, algunas personas aprovecharon para ir a visitar la tumba de mamá, aunque no fueron visitas muy nutridas, solo unas cuantos personas, así se ha estipulado por parte de las autoridades locales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí