Cuando parecía que ya por fin la curva se había aplanado en este municipio, surgió, luego de 17 días sin novedad, un caso nuevo de infectado, la cifra se elevó a 12, aunque una de las personas afectadas ya superó el problema y fue dada de alta, pero ahora, ante el nuevo brote, las acciones preventivas deberán ser más efectivas.

En el municipio, luego de permanecer cerrados la mayoría de los negocios, solo dieron servicio por algunas horas durante varias semanas los establecimientos esenciales, comenzó a reactivarse el comercio, los comerciantes del mercado anunciaron cómo sería el servicio en ese centro de abastos para el público, con algunas limitaciones, lo cual hicieron saber por medio de redes sociales.

Sin embargo al presentarse el nuevo caso, el de una persona con COVID-19, la vuelta a la “nueva normalidad”, será un tanto complicada, programada para el 1 del mes próximo, el estado potosino aún se encuentra en semáforo rojo, según información de los Servicios de Salud del Estado, difundidos de manera oficial.

Hay dos nuevas defunciones que tuvieran lugar en Ciudad Valles y Tamazunchale. Se trataba de dos personas del sexo masculino de 50-59 y 60-64 años que presentaba factores de riesgo los cuales complicaron su situación hasta llevarlos a fallecer. A día de hoy ya han perdido la vida 41 potosinos.

La situación actual es complicada y más aún, cuando algunas personas continúan con cierta displicencia, niegan que el virus exista y prácticamente exigen lo imposible legalmente; que se den a conocer los nombres de las personas infectadas, lo cual está prohibido por la ley.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí