Ciudad Maderas
InicioDestacadasLa soga al cuello

La soga al cuello

San Luis CapitalSan Luis Capital

Entre gitanos no se leen las manos

!Mucho trabajo, poco dinero, pulque barato, viva Madero¡

Coplas revolucionarias.

El resultado de las elecciones locales en los estados de Hidalgo y Coahuila sorprendieron a propios y extraños, primero por la contundencia de la operación política en la tierra del clan Moreira, y después, porque el partido político del presidente (Morena) no fue capaz siquiera de meter las manos. Si acaso, una tardía reacción denunciando irregularidades y anunciando impugnaciones. El dirigente nacional Alfonso Ramírez Cuéllar desconoció los resultados desde su cuenta de Twitter, para eso les alcanza. Alguien que les avise que ahora ellos son el poder.

Las elecciones en Coahuila han sido las más caras en su historia, el costo del proceso fue de 221 millones en su gasto ordinario y 168 millones para financiamiento público. Algunos partidos como el PRD recibieron cantidad por el orden de los doce millones de pesos y obtuvieron trece mil votos, la mitad de los necesarios para conservar el registro. El voto de cada perredista costó casi mil pesos por cabeza.Y eso que las elecciones en Coahuila se consideran un éxito por su participación, el 39 por ciento de votantes, en plena pandemia, y para no ser concurrente se esperaba lo peor. Las estimaciones estaban calculadas para un veinte por ciento máximo.

Al PRI siempre le va mejor cuando hay poca afluencia de votantes, su voto duro es mejor organizado y sus estructuras aún están intactas, solo hace falta aceitar la máquina y aunque vetusta, vuelve a funcionar. En Coahuila hay un gobernador que sabe cómo se ganan las elecciones, inyectando grandes cantidades de efectivo para movilizar activos humanos donde se requiere, tiros de precisión.

Los morenos, (para variar) estaban inmersos en sus grillas domésticas, disputándose las diputaciones plurinominales. La tómbola fue cancelada por la comisión nacional de honor y justicia. Los pleitos derivaron en una orden del tribunal electoral para que se realizase una nueva insaculación con plazo fatal del viernes 16 de octubre a las 18:00 horas. La instrucción se cumplimentó quince minutos antes de vencerse el término y el registro de la dichosa lista a las 23:45 del sábado, un día antes de la elección. El partido del presidente Andrés, es una entelequia.

El PRI obtuvo en la elección de diputados locales en Coahuila casi el 50% de la votación, Morena el 20% y el PAN el 10%, siete de los once partidos contendientes podrían perder el registro local y obviamente el PRI tendrá mayoría. Morena tendrá 5 diputados plurinominales, el PAN solo 3 y la unión democrática de Coahuila uno. El PVEM en caso de alcanzar el tres por ciento y no perder el registro, también tendría derecho a un escaño.

En Hidalgo fueron elecciones municipales y aunque Morena obtuvo algunas alcaldías no son muy representativas electoralmente y presupuestalmente menos. Los resultados en los municipios importantes están tan cerrados que a leguas se advierte que se irán a los tribunales y una vez más, será la diosa fortuna quien decidirá quienes son los afortunados vencedores. Pero el PRI lleva mano.

En fin, la noticia de la elección de hace una semana despertó de su letargo a los priistas de los lugares más recónditos. En su condición de parias defenestrados y humillados por la “cuatroté” requerían una victoria pírrica para mantener viva la ambición de sus huestes. Los priistas añoran despertar de esta pesadilla y reencontrarse con su pueblo amado. Desean profundamente que la decepción ante los magros resultados económicos y políticos de la cuarta transformación se traduzcan en un revés al pasado, y seamos honestos, esto es México. Todo podría suceder en el país bizarro por antonomasia.

San Luis Potosí no es la excepción, apenas se supo del triunfo priísta en Coahuila y la algarabía se apoderó de las redes sociales, las candidaturas subieron de precio, antes del domingo 18 de octubre las nominaciones del PRI estaban como en un mercado de usado, al regateo y con titubeo. Pos oigan, ¿quién quiere ser candidato a alcalde o diputado por el PRI en San Luis Potosí o su municipio conurbado Soledad de Graciano Sánchez? 

Y menos con un gobernador sometido a la voluntad del presidente Andrés, si cada que está de visita en la entidad, Juan Manuel Carreras López debe pedir cita con el fisioterapeuta de tan lastimada que le queda la espalda por tantas genuflexiones que realiza. La proskynesis es una verdadera profesión para aquellos que fueron educados como efebos. El ambiente cortesano le viene bien a personajes como el gobernador, de ahí su estilo particular de hacer política. En su corte, los eunucos corren con gracia y pulcritud, como pequeños danzantes en la isla de capri.

A Juan Manuel Carreras dejó de interesarle el PRI justo en el momento en que rindió protesta como gobernador del estado, solo asiste a los eventos que está obligado forzosamente como el funeral de Aurelio Gancedo con quien compartió el mismo padrinazgo político de Gonzalo Martínez Corbalá. A Carreras no le gustan las prisas, es un tipo amodorrado y sus colaboradores aprendieron que el estado Zen de las cosas es primordial para lograr la armonía y el equilibrio -con el gobernador-. Cada que el jefe del ejecutivo se aparece en público recibe reclamos de priístas que hace seis años les fue prometida una chamba en el gobierno y solo obtuvieron un “arréglalo con Elias” como respuesta.

Ahora que el PRI aprobó darle facultades extraordinarias a su dirigencia nacional para designar candidatos en cualquier parte del país, nadie respingó, es lo mejor, como diría Luis Spota en aquel libro donde el personaje no puede escapar a su funesto destino: hay que volver a “lo de antes”.

Curiosamente aprovechó la semana para manifestar su aspiración legítima la mejor (y la peor) candidata que tiene el PRI, Mónica Liliana Rangel dijo que si late su corazón por la nominación de su partido el revolucionario institucional. El terrible manejo de la pandemia en la entidad y los graves actos de corrupción que han sido denunciados tanto por el diputado Edgardo Hernández o la organización ciudadanos observando son su principal obstáculo. Si fuera lagartija, ya se hubiera desprendido de su cola, pero los roedores no pueden hacerlo.

El PRI siempre será una marca registrada, y aunque sus productos generalmente son tóxicos y causan graves daños al medio ambiente, siguen vendiéndose. Aunque tal vez este “segundo aire” llegó tarde, justo cuando los priistas potosinos ya andaban buscando un salvavidas en otro partido, porque el “pritanic” ya se hundía y todos sabemos quienes abandonan primero el barco.

Es cuanto.

@gandhiantipatro

Gobierno Estatal SLP

Deja un comentario

Ciudad Maderas
Congreso del Estado de San Luis Potosi
spot_img
Abogados y Asociados SLP
Trituradora la Concha
spot_img
La Playita Restaurante
Gobierno Estatal SLP
Gobierno Estatal SLP