Checo Pérez terminó tercero en el Gran Premio de México y consumó un resultado histórico. Nunca antes habíamos visto a un piloto mexicano en el podio de casa y confirmó que es el mejor representante del país en la Fórmula 1.


Este es el tercer podio consecutivo de Pérez en la temporada, después de Turquía y Austin. Sin embargo, es el quinto en lo que va del año y acerca cada vez más a Red Bull a sus objetivos. Max Verstappen es más líder que nunca en el campeonato de pilotos y el de constructores se apretó de nuevo.


Al terminar su histórica presentación en el Gran Premio de México, Checo Pérez festejó con todo. En los hombros de su equipo, con la bandera en mano y acompañado por su familia, la fiesta cobró forma. Posteriormente llegó el podio y la emoción fue indescriptible para todos. El tapatío aceptó que quería el segundo lugar, pero se mostró muy contento con lo hecho durante las 71 vueltas: “Nos quedamos cortos, teníamos la oportunidad del undercut. Claro que quería más y estuvimos muy cerca.

Pero quiero decirles que los escuchaba. Cuando entraba al Foro Sol escuchaba todo el apoyo, estoy muy emocionado“. Una vez que la carrera terminó, Checo Pérez y Max Verstappen se dieron un abrazo único para terminar el Gran Premio de México. Ambos pilotos posaron con la bandera y dejaron claro que su relación está más fuerte que nunca para lo que resta de 2021.


Es por ello que el tapatío reconoció la importancia de este podio para todo un país, pero también aseguró que ya se concentrará en lo que vendrá en Brasil.


“Me hubiera gustado ganar, pero es un gran resultado. El país ha tenido momentos complicados y se merece esto. Ahora pensar en Brasil, viene la temporada muy intensa, quiero cerrar con todo y buscar ese campeonato para el equipo“, sentenció Checo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí