Ciudad Maderas
InicioDestacadasSangrienta violencia en el Corregidora

Sangrienta violencia en el Corregidora

San Luis Capital

Lo que debió ser un encuentro más de la Liga MX, rutinario, entre Gallos Blancos de Querétaro y los Zorros del Paradero, los rojinegros del Atlas, terminó en una gresca de proporciones mayúsculas, al enfrentarse las porras de ambos equipos. Fue dramático ver correr a familias, con niños, por el terreno de juego, en busca de una salida del estadio Corregidora, solo algunos elementos de seguridad les auxiliaban para que pudieran llegar a los túneles de salida.

No se tienen antecedente en el futbol mexicano de algo similar, claro, algunas veces lanzaban piedras a los camiones de las porras, causaban daños y resultaban con algunas descalabradas, pero las cosas no pasaban a mayores.

Tampoco se tienen antecedentes de alguna rivalidad extradeportiva entre los dos equipos o que las porras tuvieran enfrentamientos con los ellas. El pleito inició en lagunas zonas de las tribunas, fue al calor del encuentro, se lanzaban con todo. Los que no querían participar en el descomunal pleito optaron por saltar a la cancha, mientras los jugadores de ambos equipos corrían al túnel para refugiarse en los vestidores.

Escenas que no se habían visto en un estadio deportivo en México, se vieron por primera vez en el Corregidora; cuerpos de personas tiradas en los pasillos, algunos desnudos, otros semidesnudos, eran parte de la porra que acompañó al Atlas, hay registro de gritos que se escachaban y, testimonio de reporteros, que algunos aficionados, aparentemente de Querétaro que incitaban; “¡encuérenlos y mátenlos!”, fue algo irracional.

Fue calificado el hecho como la peor agresión de la que se tiene registro entre aficionados en México. Pasadas las 21.30, la Coordinación de Protección Civil de Querétaro informó; 22 heridos, nueve de ellos trasladados al hospital y dos de ellos en estado de gravedad. Hasta el momento, las autoridades no han reportado muertos.

El encuentro había iniciado a la hora programada, las 17.00. Después de una hora de juego, las agresiones entre las porras empezaban a robar la atención en el campo y en la transmisión por televisión.

Se extraña que entre ambos clubes no habían protagonizado episodios de violencia, hasta el sábado. Aficionados se refugiaran en el terreno de juego, pero hasta ahí llegó la violencia, golpearon por igual a hombres y mujeres.

Durante los disturbios no se miró en la transmisión televisiva la supuesta vigilancia que debe ser brindada por las autoridades y el club.

Se pudo ver en la misma transmisión como el portero del Querétaro, Washington Aguerre, pedía a sus hinchas que se tranquilizaran, sin embargo, nadie le hizo caso. Un aficionado, ya cubierto de sangre imploraba a sus agresores dejaran de lastimarlo, otro con playera del Atlas cubría con el cuerpo, en el piso, a su novia.

Dentro del estadio se podía observar cuerpos de aficionados, algunos semidesnudos, otros desnudos, tirados en los pasillos, mientras tanto las agresiones seguían en la calle, grupo de aficionados queretanos golpeaban a quienes consideraban sus rivales, por el hecho de llevar puesta la playera del equipo Atlas, aunque ya algunos estaban sin sentido, tirados en el piso y sangrantes.

Mikel Arriola, presidente de la Liga MX al estar enterado de lo sucedido señaló; “es inadmisible y lamentable la violencia en el estadio La Corregidora. Se castigará ejemplarmente a los responsables por la ausencia de seguridad en el estadio”, condenó Mikel Arriola. El mensaje se hizo viral y tuvo miles de likes. Pero la jornada

El gobernador del Estado, Mauricio Kuri, apuntó directamente contra el club: “La empresa propietaria de Gallos e instituciones deberán responder por los hechos”.

Los Gallos ya habían protagonizado un episodio de violencia en octubre de 2019 cuando sus aficionados comenzaron una batalla en las gradas contra los aficionados del Atlético de San Luis, la franquicia del Atlético de Madrid en México. Esa vez solo hubo una amenaza de veto del campo por parte de los altos mandos del fútbol mexicano y volvieron a la normalidad.

Por parte del Atlas, algunos de sus seguidores invadieron el campo en un partido contra las Chivas, al minuto 54 de juego. Increparon a sus futbolistas que perdían 4-1, los policías también perdieron el control los primeros minutos, pero lograron proteger a los futbolistas y cerrar las entradas a la cancha.

En esa ocasión, hubo unos diez lesionados, ninguno grave. La Federación Mexicana de Fútbol multó al club con dos partidos a puerta cerrada.

Gobierno Estatal SLP
Congreso del Estado de San Luis PotosiCongreso del Estado de San Luis Potosi

Deja un comentario

- Advertisment -Unidos Olsa
Ciudad Maderas
Congreso del Estado de San Luis Potosi
Gobierno Estatal SLP
Abogados y Asociados SLP
Trituradora la Concha
UASLP Aspirantes
spot_img
Gobierno Estatal SLP
La Playita Restaurante