El presidente estadounidense Joe Biden se reunió con sus homónimos de México y Canadá, celebrando el regreso de estos encuentros que se suspendieron durante el gobierno de Donald Trump. Pero aún existen muchas diferencias que resolver en materia comercial y migratoria, entre otras.

Biden se reunió primeramente con el primer ministro canadiense Justin Trudeau, y dijo que la relación entre ambas naciones ha sido una de las más sencillas durante los primeros meses de su gobierno.

Pero el mandatario estadounidense también confirmó que debían discutir diferencias sobre una propuesta de incentivos fiscales a los vehículos eléctricos incluida en su enorme iniciativa de servicios sociales y cambio climático, y que ha desatado preocupaciones en Ottawa.

“Hablaremos al respecto”, dijo Biden. “Ni siquiera ha sido aprobada en la Cámara de Representantes”.

Biden sostuvo posteriormente un encuentro con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y más tarde se realizaría una reunión entre los tres mandatarios.

Trudeau y López Obrador también sostuvieron encuentros por separado con la vicepresidenta Kamala Harris.

Trump tuvo una relación distante con el predecesor de López Obrador: Enrique Peña Nieto, a quien presionó para que nunca declarara públicamente que México no pagaría por el muro en la frontera entre ambas naciones.

Pero López Obrador pareció lograr un entendimiento con Trump en ese sentido: México frenaba el flujo de migrantes centroamericanos que intentaban llegar a la frontera sur de Estados Unidos y Trump se hacía de la vista gorda en prácticamente todos los demás aspectos de la complicada relación entre ambas naciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí