Varios padres de menores de edad con obesidad, denunciaron que autoridades de salud les negaron la vacuna contra el COVID-19, indicándoles que no son acreedores a la dosis y que su enfermedad no representa ningún riesgo.

Tras días de iniciar la jornada de vacunación para menores con enfermedades crónicas y comorbilidades en el estado potosino, las autoridades niegan aplicar la dosis a quienes padecen obesidad. Padres y afectados se dicen preocupados ya que su condición representa un gran riesgo ante el virus que no deja de cobrar vidas en el mundo.

Pese a que la indicación de Gobierno Federal es: “Recibirán la vacuna niñas, niños y adolescentes con alguna enfermedad que deprime el sistema inmune, ya sea por la propia enfermedad -cáncer, VIH o trasplantes-, o por tratamientos. También se inmunizará a quienes padecen enfermedad pulmonar crónica grave, neurológica crónica o cardiovascular; afecciones crónicas del riñón, hígado o sistema digestivo; diabetes y otros padecimientos endócrinos, lo que incluye obesidad grado 2 o mayor; anomalías genéticas o cromosómicas. Las autoridades locales retiraron de la lista a los menores que padecen obesidad.

La jornada de vacunación para menores de 12 a 17 años se desarrolló durante la ultima semana de octubre y continuará durante los primeros días de noviembre, los afectados y sus familias han alzado la voz para no sufrir de discriminación y que los menores reciban la primera dosis contra esta letal enfermedad.

Para el estado potosina las defunciones por Covid de menores de edad no son ajenas, durante la pandemia se han registrado muertes de menores con pocos meses de edad hasta adolescentes, los cuales presentaban diversas enfermedades entre ellas problemas de peso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí