Proveer los servicios de agua y saneamiento es una prioridad ineludible del estado y por ello, el Congreso del Estado de San Luis Potosí, debe mostrarse responsable ante la definición que habrán de tomar dentro de poco para el aumento o no de este servicio.

El diputado del Partido Acción Nacional, PAN, Rubén Guajardo Barrera, considera apremiante, analizar bien este tema, toda vez que muchas familias de la zona norte de la capital potosina no tienen agua en sus viviendas y para el 2022 se prevé que el fenómeno empeore, ya que según la Comisión Nacional del Agua, CONAGUA, este año se redujo a 46.2 por ciento el almacenamiento de precipitaciones en las presas uno de los niveles más bajos detectado desde 1941 por lo que para los próximos años, se calcula que la sequía será insostenible.

Aunque pareciera imposible, se indica que el organismo operador suministra 240 litros de agua por día a cada potosino y aunque hay niveles aceptables de captación de agua en la presa de San José El peaje y el potosino, continúa el desabasto del vital líquido.

“En los últimos días ha sido una constante la necesidad de recuperar la fuerza operativa del organismo intermunicipal del agua, Interapas, con el fin único de que la gente tenga agua en sus domicilios, queremos velar por los derechos políticos de los potosinos, por eso estamos comprometidos en seguir impulsando todos los proyectos que sean necesarios para que la gente tenga agua”.

Rubén Guajardo Barrera, diputado local del albiazul, considera que algunos de esos proyectos podrían ser los de sacar adelante las fuentes de agua subterráneas que se detectaron años atrás en Ciudad Satélite, Villa de Arista y Villa de Ramos, con ello podrá aminorarse el problema en que nos encontramos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí