Papá asesinó a su hija, la sepultó en Zaragoza

0
305

ZARAGOZA, S. L. P. – La bebé, Mía Guadalupe D. G., de escaso año de edad, la cual, quien desde el pasado tres de los corrientes había sido reportada desaparecida, fue encontrada sin vida, semienterrada entre el monte, en un solar, distante a unos 300 metros de la carretera interestatal 22, en la comunidad de La Esperanza, perteneciente al municipio de Zaragoza. Su padre es el probable responsable.

Fue el martes pasado, por la noche, se había solicitado el apoyo de la ciudadanía en general, para la pronta localización de la bebé, quien había desaparecida desde el miércoles pasado, en la Unidad Habitacional Fidel Velázquez, en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez. La mamá de la pequeña, Irma D. G., de 18 años de edad fue quien denunció, pero al caer en contradicciones, confesó la verdad.

Según información recabada, la mujer dijo que el día de los hechos, la pequeña Mía Guadalupe vomitó y eso molestó al papá, quien la golpeó, ella, la mamá no lo impidió y la niña fue asesinada a golpes, luego decidieron deshacerse del cadáver y decidieron llevar el cuerpo a La Esperanza, en el municipio de Zaragoza, ahí lo dejaron, semienterrado.

Trataron de continuar su vida normal, pero varias personas notaron la ausencia de la bebé y cuestionaban a la pareja sobre el paradero de ésta. Fue cuando decidieron reportar su desaparición, pero el tipo, quien asegura Irma, fue quien dio muerte a la pequeña, se dio a la fuga, la dejó sola con el problema legal.

Cuando la mujer acudió a denunciar la desaparición de Mía Guadalupe, al ser entrevistada por los agentes policiales, cayó en marcadas contradicciones, hasta finalmente doblarse y confesar la verdad. Fue ella quien llevó a los agentes de la Policía de Investigaciones y personal de periciales, al lugar donde se encontraba el cadáver.

Un grupo de agentes ha sido comisionado para tratar de ubicar y detener al presunto responsable del asesinato e inhumación clandestina de su propia hija. Sus datos no han sido divulgados por las autoridades.

Deja un comentario