El presidente de Rusia, Vladimir Putin, recibió la vacuna nasal rusa contra COVID-19 como parte de los ensayos que efectúa el Centro Gamaleya, creador del preparado Sputnik V.

En una reunión con miembros del Gabinete ruso, el jefe del Kremlin recordó que el pasado domingo se revacunó contra el coronavirus con el fármaco monodosis ruso Sputnik Light.

Al día siguiente, dijo Putin, le fue administrada la forma nasal de la vacuna, que por el momento se encuentra en fase de pruebas.

El mandatario ruso había expresado previamente su deseo de participar en los ensayos del preparado nasal, sobre cuyo desarrollo Rusia informó en verano pasado.

“Me quedé sentado unos quince minutos (después de recibir la vacuna) y ya. No sentí nada. Absolutamente nada”, dijo el líder ruso.

Putin se vacunó en febrero contra el coronavirus, pero solo reveló en junio que se había inoculado la vacuna Sputnik V, que está autorizada en 71 países hasta ahora y tiene una eficacia de 97.6 por ciento, aunque no está aprobada aún por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ni por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

El jefe del Kremlin volvió a insistir en la necesidad de la vacunación y la revacunación contra el coronavirus, al tiempo que se mostró en contra de la obligatoriedad del procedimiento y enfatizó la importancia de las campañas de concienciación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí